AEF Repaso de Contabilidad - 3º Grado en Turismo - CENP

En los siguientes apartados haremos un breve repaso de ciertos conceptos contables que debéis manejar con soltura para entender bien la materia. No vamos a repetir ninguna asignatura de Contabilidad. Simplemente, vamos a explicar de nuevo quién y cómo puede usar la Contabilidad, qué era eso de la partida doble y en qué consistía el principio del devengo. Además, veremos cómo, a medida que elaboramos nuestra Contabilidad, se ven afectados nuestro Balance de Situación, nuestra Cuenta de Resultados, nuestro Fondo de Maniobra...

Conocer cómo nos podemos acercar a la contabilidad

Para qué puede usarse la contabilidad: para gestionar una empresa

La contabilidad puede usarse para gestionar una empresa. En este caso, los principales interesados serán:

  • Directivos
  • Empresarios

Este ha sido el motivo fundamental de la aparición de la contabilidad asociada a la gestión de las empresas. En realidad, siempre ha existido, de una forma u otra, la contabilidad como sistema de información de un negocio. Lo que ha cambiado es la forma de elaborarla.

Para qué puede usarse la contabilidad: para analizar una inversión

Para conocer si una posible inversión es factible o para ver cómo marcha nuestra inversión las siguientes personas también acuden a la contabilidad:

  • Socios, accionistas...
  • Inversores
  • Mercados de valores (MAB -mercado alternativo bursátil-, bolsa...)

Es evidente que si pensamos en invertir nuestro dinero en una empresa debemos saber lo más posible acerca de dicha empresa. Nuestra investigación debe ir, en cualquier caso, más allá que la mera contabilidad (histórica, en el caso de una empresa existente; o previsional, en el caso de una empresa de nueva creación). Pero, sin duda, la contabilidad es capaz de proporcionarnos información cuantitativa, sistematizada y referenciada temporalmente que puede ser muy útil si sabemos cómo analizarla.

Para qué puede usarse la contabilidad: para obtener información acerca de una empresa

La contabilidad es el principal sistema de información de una empresa. Por eso, los siguientes grupos pueden acudir a ella (a la parte pública de la misma: las cuentas anuales):

  • Entidades privadas:
    • Entidades financieras
    • Competidores
    • Proveedores
    • Clientes
  • Entidades públicas:
    • Hacienda
    • Seguridad Social
    • Registro Mercantil
    • Intrastat

Por los mismos motivos vistos para inversores, hay muchas entidades interesadas en la información que puede proporcionarles la contabilidad: bancos que la usan para decidir si concedernos o no financiación, competidores que tratan de comprender el secreto de nuestro éxito, el Estado que vela por que paguemos todos los impuestos que nos corresponden...

Quién da fe de que la contabilidad es correcta para los objetivos anteriormente planteados

Para verificar si la contabilidad muestrala imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresahay un grupo de interés en la contabilidad que se acerca a la misma de forma totalmente diferente a los anteriores:

  • Auditores

Como gestores, podemos tener un cierto conocimiento acerca de cómo se elabora la contabilidad de nuestra empresa. Pero como terceros, necesitamos que un tercero cualificado dé fe de que la contabilidad está elaborada conforme a las normas establecidas por el Plan General de Contabilidad, por el resto de la legislación mercantil y por las NIC y las NIIF.

Los auditores usan la contabilidad para:

  • Gestionar bien las empresas que auditan
  • Analizar si las empresas que auditan son rentables económicamente
  • Obtener información de las empresas que auditan para elaborar un estudio cuya publicación suele ser anual
  • Verificar si la contabilidad de las empresas que auditan refleja la imagen fiel del patrimonio, de las deudas y de los resultados de la empresa

Recordar conceptos básicos de contabilidad

Nuestra empresa: constitución de la misma

Supongamos que cada uno de nosotros aportamos 10.000 euros para constituir una sociedad cuyo objeto es comprar souvenirs personalizados en China para venderlos en una tienda en A Coruña.

Evidentemente, por mucho que nos fiemos los unos de los otros, será bueno que vayamos apuntando "algo" que nos permita, por lo menos saber quién ha pagado y quién no.

Ese "algo" podría ser parecido a una tabla cuyas columnas fuesen: Fecha, Nombre del socio, Cantidad aportada, Total de aportaciones (esta columna es simplemente una acumulación de la columna anterior, para saber cuánto dinero llevamos recaudado). 

Por ejemplo:

Fecha Nombre Cantidad Total
01.02 Miguel 10.000 10.000
02.02 María 3.000 13.000
02.02 Gonzalo 10.000 23.000
03.02 María 7.000 30.000

En este caso la fecha se corresponde con el momento en que cada socio realiza su aportación, es decir, con el momento del cobro o del pago. Estaríamos siguiendo, por tanto, un criterio de caja.

La contabilidad por partida doble

En el siglo XV, Fray Luca Pacioli sistematizó una serie de prácticas contables dando lugar a lo que conocemos como contabilidad por partida doble. En ella se parte de un principio básico, que es la completa identidad entre el Activo (los bienes y derechos que posee una empresa) y el Pasivo más el neto (las obligaciones que tiene una empresa con terceros y con sus propietarios, respectivamente).

En nuestro caso, podemos ir apuntando lo que cada socio entrega (ese dinero pasa a ser propiedad de la empresa, es un bien de la empresa; pero también es una deuda de la empresa con ese socio) de la siguiente forma:

Fecha Importe Bienes y derechos Obligaciones
01.02 10.000 Efectivo Miguel
02.02 3.000 Efectivo María
02.02 10.000 Efectivo Gonzalo
03.02 7.000 Efectivo María

En este caso, estamos suponiendo:

  • Que cada hecho económico da lugar a un único bien o derecho y a una única obligación y, por tanto, que el importe de ambos es siempre el mismo (por eso la columna de importe es única).
  • Que los hechos económicos se apuntan en el momento del cobro o del pago (criterio de caja).

El criterio de devengo

Podemos preguntarnos ahora si no deberíamos apuntar los hechos contables no cuando se produce el cobro o el pago derivado del mismo sino cuando realmente tienen lugar a efectos digamos legales. Por ejemplo, en el momento en que varios socios se comprometen a constituir una sociedad, quedan obligados a aportar el capital solicitado, independientemente del momento en que lo aporten. En nuestro caso, si constituimos la sociedad el 01.02 y somos seis socios (y recordemos que cada socio aporta 10.000 euros), el propio 01.02 la sociedad ya cuenta con un capital de 60.000 euros y tiene derechos de cobro sobre los socios por esa misma cifra. Esto se conoce como contabilización siguiendo el principio del devengo.

Fecha Bienes y derechos Importe Obligaciones Importe
01.02 Miguel debe 10.000    
  María debe 10.000    
  Gonzalo debe 10.000    
  Beatriz debe 10.000    
  Antonio debe 10.000    
  Carmen debe 10.000    
      Capital 60.000

A medida que los socios vayan pagando, esas deudas que tienen con la empresa se van sustituyendo por efectivo:

Fecha Bienes y derechos Importe Obligaciones Importe
01.02 Efectivo 10.000    
  Miguel debe -10.000    

NOTA: fijémonos en que estamos reconociendo un bien (10.000 euros en efectivo) a cambio de un menor derecho (Miguel deja de debernos 10.000 euros), de ahí que anotemos ambos movimientos en la columna de bienes y derechos y pongamos en negativo la disminución del derecho.

NOTA: en realidad, en el momento de constitución de una sociedad ante notario, el capital debe estar ya ingresado por los socios (salvo bajo ciertas circunstancias en el caso de las sociedades anónimas), por lo que este ejemplo no podría darse en la realidad tal cual lo estamos exponiendo.

Situación inicial y primeros cambios

Siguiendo un criterio de devengo, a día 01.02, justo después de la constitución de la compañía, su balance sería:

Algunos días después, cuando la mitad de los socios hubiesen desembolsado sus aportaciones:Finalmente, cuando todos los socios hubiesen desembolsado sus aportaciones, la situación sería la siguiente:

En virtud de la identidad entre Activo y la suma de Pasivo y Patrimonio Neto, cuando una empresa incrementa su pasivo...

  • ...debe incrementar su activo en la misma medida
  • ...debe incrementar su pasivo en la misma medida
  • ...debe incrementar su patrimonio neto en la misma medida
  • ...debe disminuir su activo en la misma medida
  • ...debe disminuir su pasivo en la misma medida
  • ...debe disminuir su patrimonio neto en la misma medida

Comprender la importancia de la contabilidad en la gestión de una empresa

Los gastos

La identidad de Activo y la suma de Pasivo y Patrimonio neto.

Hemos visto cómo en una contabilidad por partida doble ha se verificarse siempre que el importe del Activo sea exactamente igual que la suma de los importes de Pasivo y Patrimonio Neto. Vimos también que el Activo está constituido por los bienes y derechos titularidad de la empresa. Por su parte, el Pasivo es el conjunto de obligaciones que la compañía tiene con terceros; mientras que el Patrimonio Neto es el conjunto de obligaciones que la compañía tiene con socios o accionistas.

Profundicemos un poco más en el concepto de Patrimonio Neto. El Patrimonio Neto está constituido, grosso modo, por:

  • El capital aportado inicialmente por los socios o accionistas.
  • El capital aportado por los socios o accionistas con posterioridad a la constitución de la sociedad (ampliaciones de capital).
  • Las reservas o beneficios no distribuidos acumulados (y las pérdidas acumuladas). En definitiva, los resultados no distribuidos como dividendos a los socios o accionistas.

Ahora bien, ¿qué es el resultado -beneficio o pérdida- desde un punto de vista contable? Pues no es más que la diferencia entre ingresos y gastos de un año: Resultado = Ingresos - Gastos. Si dejamos aparte el hecho de que parte del resultado de un año puede ser devuelto a los socios o accionistas vía dividendos, podemos ver que:

  • Un ingreso supone un incremento del patrimonio neto, vía un mayor resultado.
  • Un gasto supone una disminución del patrimonio neto, vía un menor resultado.

Una vez constituida nuestra sociedad y desembolsado el capital, la empresa comienza su funcionamiento. Recordemos que en todo momento debe mantenerse la identidad entre Activo y Pasivo más Patrimonio Neto.

Lo primero que queremos hacer es ir a China a visitar posibles proveedores, elegir uno y pactar las condiciones de calidad, entrega y pago. Una agencia de viajes nos ofrece un paquete completo (viaje a China y vuelta, alojamiento en las diferentes ciudades conforme al programa de visitas que le suministramos, desplazamientos interiores y manutención) por 6.000 euros por persona, que pagaremos al contado. Decidimos enviar a dos socios.

¿Qué hecho contable tiene lugar aquí? Evidentemente hay una disminución de tesorería por 6.000 euros. Pero, ¿cuál es la contrapartida? Pensémoslo un momento.

Entonces, ¿cuál es la contrapartida de nuestra disminución de tesorería (disminución de Activo) por el pago del viaje de dos socios a China?

  • Un incremento de Activo
  • Una disminución de Activo
  • Un incremento de Pasivo
  • Una disminución de Pasivo
  • Un incremento de Patrimonio Neto
  • Una disminución de Patrimonio Neto

Situación después del pago del viaje de dos socios a China

Balance

El inmovilizado

Un gasto en una empresa es un consumo inmediato necesario para el funcionamiento de la empresa. Pero una empresa también necesita para su funcionamiento ciertos bienes que no se consumen de manera inmediata: uno o varios locales (si son en propiedad) donde desarrollar su actividad, ordenadores, mobiliario, quizás elementos de transporte, máquinas... Evidentemente, estos bienes duran varios ejercicios contables (un ejercicio contable dura un año), aunque al final terminan consumiéndose (tienen una vida útil).

Siguiendo con nuestro ejemplo, en nuestra compañía compramos un ordenador por 1.200 euros, que pagamos a 30, 60 y 90 días (3 cuotas de 400 euros cada una) y que estimamos que va a durar cuatro años. Pensad un momento en las siguientes cuestiones:

  • ¿A qué cambios en el balance da lugar la compra del ordenador en el momento inicial?
  • ¿Y tras el pago de cada una de las cuotas?

La amortización

Al fin y al cabo, cualquiera de los elementos citados más arriba se diferencian poco de un gasto cualquiera. Fundamentalmente, mientras un gasto se consume en el corto plazo, un bien como un ordenador se consume a lo largo de varios años (cuatro, en nuestro caso). ¿Cómo podemos reflejar ese consumo en la Contabilidad?

El consumo de los bienes duraderos de una compañía (lo que denominamos inmovilizado material) se refleja en la contabilidad vía la amortización. La amortización no es más que el proceso de depreciación de un bien duradero simplemente por su uso. Si estimamos que nuestro ordenador va a durar cuatro años y su valor hoy es de 1.200 euros, estamos diciendo que esos 1.200 euros terminarán yendo a resultados a lo largo de esos cuatro años, finalizados los cuales, el ordenador tendrá un valor residual (el que le hayamos asignado) o nulo en el balance.

¿Cuál es el ritmo de amortización de un elemento de inmovilizado material? En principio, lo más sencillo es reconocer una depreciación proporcional del bien: en nuestro caso reconoceríamos un gasto por amortización del ordenador de 300 euros en cada uno de los cuatro años de su vida útil. Si bien, es posible aplicar otro tipo de sistemas de amortización.

Situación después de la compra de un ordenador

Tras la compra (con pago aplazado), el balance quedaría así:

BalanceLa situación, una vez paguemos la primera cuota (400 euros), será:

BalanceLa situación, tras pagar las tres cuotas, será:

Balance

Y, por último, después de la primera dotación a la amortización:

Balance

Los ingresos

Los ingresos de una empresa proceden en su mayoría de las ventas y suponen un incremento del patrimonio neto vía un incremento del resultado (recordemos que Resultado = Ingresos - Gastos), por lo que su contrapartida podrá ser:

  • Un incremento del activo: es, con diferencia, la más común; por ejemplo, si vendemos un producto (ingreso, incremento del patrimonio neto) y cobramos al contado (incremento del activo).
  • Una disminución del pasivo.
  • Una disminución del patrimonio neto.

En general, un ingreso puede provenir:

  • De la venta de productos, subproductos, servicios... de una empresa.
  • De una inversión financiera: ingresos financieros. Por ejemplo, los intereses que nos abonan por una IPF (inversión a plazo fijo).

También existe la categoría de ingresos extraordinarios (cuenta 778. Ingresos excepcionales). Según el ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas), de haber ingresos excepcionales (o gastos, los cuales se registran en la cuenta 678. Gastos excepcionales) habría que crear un epígrafe adicional dentro del Resultado de Explotación de la empresa e incluirlos ahí.

El coste de ventas y la valoración de existencias

Métodos de contabilización de las compras y las ventas

Supongamos que en una empresa se compran mercaderías por valor de 1.000 euros. En principio, podemos pensar que este hecho económico provoca un incremento de activo (tenemos más mercaderías en nuestro almacén) y una reducción de activo si pagamos en efectivo o un incremento del pasivo si compramos esas mercaderías a crédito. El asiento sería (por simplicidad, no hay impuestos) si pagamos al contado:

Cuenta Debe Haber
Existencias 1.000  
a Tesorería   1.000

Ahora, la empresa vende al contado la mitad de sus existencias con un margen sobre el precio de venta (sin impuestos) del 75%. La mitad de las existencias se valoran en 500 euros a precio de coste. Que el margen es del 75% del precio de venta quiere decir que el 25% restante es coste. Por lo tanto, el precio de venta de esas existencias será de 2.000 euros (de los cuales 500 euros son coste y 1.500 euros son margen o beneficio). Este hecho económico supone una reducción de activo (tenemos menos existencias), un incremento de activo (por el cobro de esa venta) y un ingreso (incremento de neto) por el beneficio de esa venta:

Cuenta Debe Haber
Tesorería 2.000  
a Existencias   500
a Beneficio   1.500

Esta forma de llevar la contabilidad de las compras y las ventas se denomina método administrativo de cuenta única. Parece sencillo, pero si pensamos en varias compras, cada una a un precio, ligera o completamente, diferente, lo cual es bastante usual, esa aparente sencillez desaparece, puesto que nos veríamos obligados a llevar un inventario permanente de nuestras existencias (en otras palabras, deberíamos, casi, tener identificado cada uno de los artículos comprados, para conocer su coste y poder calcular su beneficio en el momento de la venta).

Una de las soluciones a adoptar sería la de contabilizar las compras como en el método anterior y contabilizar las ventas a precio de venta, dejando el cálculo del beneficio para un momento posterior (por ejemplo , en el cierre). Este método se conoce como método especulativo de cuenta única y, según el mismo, el asiento de ventas sería:

Cuenta Debe Haber
Tesorería 2.000  
a Existencias   2.000

Como vemos, justo después de terminar la venta, el valor de nuestras existencias será acreedor (!!!) por 1.000 euros. Este método exige que, periódicamente, hagamos un inventario físico de nuestras existencias y ajustemos el valor de las mismas en el balance. En este ejemplo, si hacemos un inventario, veríamos que tenemos existencias a precio de coste por valor de 500 euros, por lo que el ajuste a realizar sería:

Cuenta Debe Haber
Existencias 1.500  
a Beneficio   1.500

Desde mi punto de vista, este método adolece de los defectos del método administrativo sin aportar ninguna ventaja. De igual manera, tampoco aporta ninguna ventaja respecto al último método, que veremos a continuación, y sí, de nuevo, todos sus defectos.

El método especulativo con desglose es con diferencia el más usado en la práctica (por no decir el único usado en la práctica). Este método supone no usar las cuentas de Existencias salvo después de los inventarios físicos, cuando conocemos el valor de las mercaderías a precio de coste. Las compras se registran en una cuenta de gastos (a precio de coste) y las ventas en una cuenta de ingresos (a precio de venta).

El asiento de compras siguiendo el método especulativo con desgloses sería:

Cuenta Debe Haber
Compras 1.000  
a Tesorería   1.000

Y el asiento de ventas:

Cuenta Debe Haber
Tesorería 2.000  
a Ventas   2.000

En este momento, nuestro balance mostraría unas existencias iguales a las iniciales (aún no hemos hecho ningún apunte en la cuenta de existencias) y un resultado de 1.000 euros (2.000 de ventas menos 1.000 de compras). Como vemos, el resultado no es exacto (el único de los métodos que ofrece un resultado real en todo momento es el administrativo). La razón es que hemos vendido sólo la mitad de las existencias compradas; en otras palabras, nuestras existencias se han incrementado y esto debe ser tenido en cuenta en el beneficio de la empresa, puesto que en posteriores ejercicios las compras podrán ser menores por este motivo.

Igual que en el método especulativo de cuenta única, en este método debemos realizar un inventario físico para determinar el valor a precio de coste de las existencias que tenemos (500 euros) y realizar en la contabilidad el correspondiente ajuste:

Cuenta Debe Haber
Existencias 500  
a Variación de existencias   500

La cuenta de variación de existencias, según el Plan General de Contabilidad, se dedica:

a registrar, al cierre de ejercicio, las variaciones entre las existencias finales y las iniciales, correspondientes a los subgrupos 30, 31 y 32 (mercaderías, materias primas y otros aprovisionamientos). Su movimiento es el siguiente: se cargarán por el importe de las existencias iniciales y se abonarán por el de las existencias finales, con abono y cargo, respectivamente, a cuentas de los subgrupos 30, 31 y 32. El saldo que resulte en estas cuentas se cargará o abonará, según los casos, a la cuenta 129.Por lo tanto, ahora el resultado será el real: Ventas - Compras +/- Variación de existencias = 2.000 - 1.000 + 500 = 1.500 euros.

El margen bruto es la diferencia entre las ventas y el coste de ventas o coste de los productos vendidos. En el coste de ventas se integran todos los costes directos del producto: compra de la materia prima, recursos usados en la fabricación (electricidad, manos de obra directa...), variación de existencias.... Por eso, es un concepto difícil de calcular desde fuera de la empresa, ya que sólo se tiene acceso a la cuantía muchos de esos costes si se conoce perfectamente cómo distribuirlos. En las cuentas anuales sólo figuran por separado los aprovisionamientos (compra de materia prima) y la variación de existencias. Otros costes de los mencionados aparecen sin diferenciar entre directos e indirectos.

El margen bruto es de importancia capital para una compañía puesto que es la cifra con la que debe ser capaz de afrontar el resto de gastos de la empresa (nóminas, suministros, gastos financieros, impuestos, servicios exteriores, alquileres...). En lo que se refiere al margen bruto, podemos encontrar dos tipos de empresas:

  • Aquéllas cuyo margen bruto es proporcionalmente muy elevado: normalmente en este grupo están las empresas que tratan de diferenciarse en calidad, vendiendo pocos productos a un precio elevado, lo cual les proporciona un margen bruto suficiente para el funcionamiento de la estructura de la compañía.
  • Aquéllas cuyo margen bruto es proporcionalmente muy reducido: estas empresas suelen tratar de diferenciarse en precio, ofreciendo productos relativamente baratos y vendiendo grandes cantidades de esos productos, lo cual hace que el margen bruto (en términos absolutos) sea suficiente para sostener la estructura de la firma.

Ver cómo la contabilidad nos ayuda a saber cómo va nuestro negocio

El balance

El balance de situación de una empresa no es más que una "fotografía" de la situación económica (bienes y derechos: activo) y financiera (obligaciones: patrimonio neto y pasivo) de una empresa.

Un balance simplificado para análisis podría ser el siguiente (v. tema 2):

Balance simplificado

Es muy importante que una empresa guarde el debido equilibrio entre las agrupaciones que figuran en el balance. La contabilidad por partida doble ya nos garantiza que el activo es igual a la suma del patrimonio neto y del pasivo. Pero la distribución del activo, del pasivo y del patrimonio neto será la consecuencia de las decisiones de gestión de la compañía.

Para analizar esa distribución y los equilibrios entre las distintas agrupaciones del activo, el patrimonio neto y el pasivo, usamos las ratios.

Las primeras ratios que estudiamos en el curso son las que hacen hincapié en el equilibrio entre el activo corriente y el pasivo corriente (muy relacionado con el fondo de maniobra que veremos a continuación). En efecto, es conveniente para cualquier empresa, que los recursos de que disponga a corto plazo (el activo corriente) sean suficientes para hacer frente a las obligaciones a corto plazo (el pasivo corriente). Pero tampoco conviene que sean más que los suficientes, ya que para una empresa suele ser más rentable cancelar obligaciones o realizar inversiones en activo no corriente (para incrementar su capacidad productiva), o incluso pagar un mayor dividendo a los accionistas, que mantener dinero en efectivo (en función de su tamaño, y siempre que se traten de puntas de tesorería y no de un exceso de efectivo estructural, puede que a la empresa le resulte rentable gestionar su tesorería mediante un departamento que se encargue de realizar inversiones financieras a muy corto plazo o a corto plazo para sacar algo de rendimiento de esos excesos puntuales de tesorería).

En nuestra empresa, una vez comprado el ordenador y antes de pagar ninguna cuota del mismo, el activo corriente asciende a 54.000 euros, mientras que el pasivo corriente es de 1.200 euros (lo que le debemos al que nos vendió el ordenador). Parece evidente que nuestra empresa dispone de demasiado efectivo (45 veces más (!!!) que sus deudas a corto plazo), lo cual no es bueno en absoluto. Es cierto que nuestra empresa es de reciente creación y aún no efectuó ni siquiera su primera compra, pero si ya hubiese empezado su actividad, desde luego que estaríamos antes una situación preocupante, si se mantiene en el tiempo.

El fondo de maniobra

El fondo de maniobra, capital circulanteworking capital se define como la parte de activo corriente que está financiada por recursos a largo plazo, propios o ajenos. Puede calcularse como la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente. A partir de los conceptos de activo corriente y pasivo corriente, podemos ver que el fondo de maniobra está estrechamente relacionado con las ratios de liquidez de las que hablamos en el apartado anterior.

¿Por qué es importante el fondo de maniobra? Pues porque nos dice a cuánto asciende el exceso de los bienes y derechos a corto plazo sobre las obligaciones a corto plazo. Evidentemente, una situación en la que en los próximos meses tengamos que pagar 100.000 euros se lleva más cómodamente si disponemos ya hoy de 150.000 euros (en efectivo o en créditos a clientes a cobrar en ese horizonte temporal) que si sólo disponemos de 20.000.

En la siguiente tabla resumimos algunos de los pasos que ha dado nuestra empresa y el fondo de maniobra tras cada uno de esos pasos:

Situación Activo corriente Pasivo corriente Fondo de maniobra
Constitución 60.000 0 60.000
La mitad de los socios han desembolsado su parte 60.000 0 60.000
Todos los socios han desembolsado su parte 60.000 0 60.000
Pagamos el viaje a China de dos socios 54.000 0 54.000
Compramos un ordenador 54.000 1.200 52.800
Pagamos el ordenador 52.800 0 52.800
Amortizamos el ordenador 52.800 0 52.800

Vemos como hay operaciones que hacen variar el fondo de maniobra y otras no. Por ejemplo:

  • La transformación de créditos a corto plazo en tesorería no hace variar el fondo de maniobra puesto que ambos forman parte del activo corriente.
  • El pago de los gastos de la empresa sí hace variar el fondo de maniobra puesto que estamos reduciendo el neto y, como contrapartida, reduciendo el activo corriente. Si gastásemos a crédito, también se reduciría el fondo de maniobra puesto que estaríamos reduciendo el neto (por el gasto) e incrementando el pasivo corriente (por la deuda).
  • La compra de activos no corrientes también reduce el fondo de maniobra puesto que es un incremento de activo no corriente que tiene como contrapartida un incremento del pasivo corriente (si lo dejamos a deber) o una disminución del activo corriente (cuando lo pagamos).
  • Los gastos que no se pagan, como la amortización, no afectan al fondo de maniobra.

El fondo de maniobra puede calcularse como...

  • ...la diferencia entre la suma del patrimonio neto y el pasivo no corriente y el activo no corriente
  • ...la diferencia entre el activo corriente y el activo no corriente
  • ...la diferencia entre la suma del patrimonio neto y el pasivo no corriente y el pasivo corriente
  • Ninguna de las demás respuestas es verdadera

La cuenta de resultados

Hemos visto que los ingresos y gastos de una empresa son incrementos o disminuciones, respectivamente, de patrimonio neto. Pero viendo un balance perdemos mucha información acerca de cómo estamos generando beneficio en la empresa.

Una  cuenta de resultados para análisis siempre comienza con las ventas netas (ventas menos devoluciones) de la empresa, más o menos desglosadas (por familias de productos, zonas geográficas...) y lo primero que se deduce de las mismas es el coste de ventas. La diferencia entre ventas y coste de ventas es el margen bruto.

Como ya vimos anteriormente, el cálculo del coste de ventas desde fuera de una empresa es una tarea complicada puesto que no disponemos de información acerca de los costes directos de la compañía. La única información que la empresa está obligada a suministrar es el coste de los aprovisionamientos (lo que le costó comprar la mercancía) y la variación de existencias (la diferencia entre el inventario final y el inicial a precio de coste). El resto de costes directos (mano de obra, suministros, amortizaciones...) estamos obligados bien a ignorarlos o bien a estimarlos (en base a porcentajes que obtengamos para el sector, por ejemplo).

A partir de ahí, la organización de una cuenta de resultados puede diferir en función de las características del sector o de otros condicionantes. Desde mi punto de vista, el modelo de cuenta de pérdidas y ganancias más útil hoy en día es el que en el curso hemos llamado "Modelo 3", puesto que contiene conceptos muy utilizados para el análisis como el EBITDA o el EBIT:

(+) Ventas netas
(-) Coste de ventas
(=) Margen bruto
(-) Gastos operativos
(=) EBITDA (Cash Flow operativo)
(-) Amortizaciones
(-) Provisiones
(=) EBIT (Resultado operativo)
(+/-) Resultado financiero (Ingresos financieros - Gastos financieros)
(+/-) Otros ingresos y gastos
(+/-) Resultado extraordinario
(=) BAI (Beneficio antes de Impuestos)
(-) Impuesto de Sociedades
(=) Resultado neto

El estado de flujos de efectivo: cobros y pagos

Aunque es frecuente confundirlos, un analista contable tiene que tener muy clara la diferencia entre ingresos y cobros y entre gastos y pagos. Un ingreso o un gasto no siempre es cobrado o pagado y, en cualquier caso, el momento del cobro o del pago puede diferir del momento en que se produce el ingreso o el gasto.

En efecto, hay gastos que no se cobran, como por ejemplo la amortización de elementos del inmovilizado (no es casualidad que el EBITDA de la cuenta de resultados sea el margen bruto menos todos los gastos operativos que se pagan; de ahí que también se le conozca como flujo de caja operativo o cash flow operativo).

También hay gastos que pagamos antes de su completo devengo (una prima de seguros anual es un gasto que se devenga a lo largo de todo el año asegurado, mientras que el pago de ese gasto tiene lugar al principio de dicho año), o después de que se produzcan (cuando compramos mercancía a crédito, el gasto se produce en el momento de la compra, independientemente de cuándo se produzca el pago).

El estado de flujos de efectivo trata de presentar de una forma sistemática los cobros y los pagos (que no los ingresos y los gastos) ocurridos en una empresa durante un período concreto. Al final, el estado de flujos de efectivo nos presenta en cuánto ha variado la tesorería de la compañía a lo largo del período considerado. Nos remitimos al ejemplo expuesto en clase para su completa comprensión.