TEMA 5.6 ANALISIS A LARGO PLAZO

Untitled section

Título

ANALISIS A LARGO PLAZO

 

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 1

Análisis a largo plazo

El análisis a largo plazo trata de estudiar la capacidad que tiene la empresa para pagar sus deudas a largo plazo y consiguientemente hay que considerar todo el activo y pasivo en su conjunto.

 

Antes de comenzar este análisis hay que tener presente la división del balance de situación en cinco masas patrimoniales y también que en este tipo de análisis hay que considerarlos resultados, es decir, la capacidad de la empresa para generar beneficios en el futuro.

 

Recordemos que la división del balance en cinco masas patrimoniales es la siguiente:

 

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 2

Estructura del activo

 

Se trata de ver la relación que existe entre el activo fijo y el activo circulante con respecto al activo total. Esta relación se realiza a través de los siguientes ratios:

¿Qué nos indican estos ratios?

Aparte de la relación de las masas patrimoniales del activo, si se comparan durante varios años consecutivos pueden indicarnos si la empresa está recogiendo el efecto de avances tecnológicos que implicará un aumento de los activos fijos con la consiguiente disminución del circulante. También una buena gestión en los almacenes implicará una disminución de las existencias en los almacenes y por tanto, disminución del activo circulante.

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 3

Estructura del pasivo

 

En el pasivo del balance se encuentran las fuentes de financiación de la empresa, dividiéndose en fondos ajenos y fondos propios, que deben guardar una provisión de equilibrio, ya que una empresa que se financie exclusivamente con fondos propios nos estará indicando una posición conservadora y un desaprovechamiento de las fuentes de financiación espontáneas, como por ejemplo puede ser la financiación que proporcionan los proveedores. Una empresa que tenga una elevada financiación ajena conlleva una dependencia muy alta de los acreedores asumiendo un gran riesgo financiero. Por tanto, en una primera aproximación, para estudiar el pasivo es conveniente realizar los siguientes ratios:

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 4

El ratio de endeudamiento general nos relaciona la composición de la financiación y se expresa como sigue:

Dada la importancia que tiene el vencimiento de las deudas - a largo plazo y corto plazo -, el ratio de endeudamiento se descompone en dos: endeudamiento a largo plazo y endeudamiento a corto plazo:

El análisis de estos ratios nos informará del desplazamiento de las deudas a largo o corto plazo.

Otro ratio que también se utiliza frecuentemente, es el inverso del endeudamiento general, denominado autonomía financiera, que proporciona idéntica información al primero.

 

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 5

Financiación de la estructura económica

 

En los dos epígrafes anteriores se ha estudiado por un lado las magnitudes que relaciones elementos del activo y por otra magnitudes del pasivo. Para estudiar la financiación del activo se utilizan ratios que combinan masas patrimoniales del activo y pasivo y adecuación de las mismas. Los ratios más importantes son los siguientes:

 

Este ratio también se denomina de distancia a la quiebra.

Este ratio debe tener un valor superior a la unidad, cuestión que significa que los capitales permanentes (fondos propios más fondos ajenos a largo plazo) tienen un valor mayor que el importe del activo y por tanto que el capital circulante es mayor que la unidad.

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 6

Introducción al análisis económico

El análisis económico estudia la estructura y evolución de los resultados de la empresa (ingresos y gastos) y de la rentabilidad de los capitales utilizados. Este análisis se realiza a través de la cuenta de Pérdidas y Ganancias, la cual para que sea significativa debe cumplir dos requisitos:

La cuenta de resultados –también se denomina así a la cuenta de Pérdidas y Ganancias- puede variar sensiblemente según los criterios de valoración que se hayan adoptado, por lo que debe ser depurada de tal forma que refleje un resultado homogéneo con otros períodos de tiempo y otras empresas. Lo más lógico para evitar este problema es haber observado durante el ejercicio los principios de contabilidad generalmente aceptados.

A la cuenta de resultados afluyen una serie de flujos de muy distinta naturaleza y deben estar claramente diferenciados entre los resultados de explotación normal y los resultados extraordinarios o atípicos.

Las cuestiones que comprende el análisis económico son:

  • La productividad de la empresa, que viene determinada por el grado de eficiencia, tanto cualitativa como cuantitativa, del equipo productivo en la obtención de un determinado volumen y calidad del producto.
  • La rentabilidad externa, la cual trata de medir el mayor o menor rendimiento de los capitales invertidos en la empresa.
  • El examen de la cuenta de resultados, analizando sus distintos componentes tanto en la vertiente de ingresos y gastos.

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 7

Rentabilidad

La rentabilidad de cualquier capital viene expresada de la siguiente forma:

que a nivel de una empresa sería:

Sin embargo, en una empresa teniendo en cuenta la doble perspectiva de su estructura económico financiera –activo y pasivo-, cuando hablamos de capital invertido podemos considerar que el mismo es el activo –capital en funcionamiento- o bien, que el capital invertido es el importe de los fondos propios. En el primer caso estamos ante la rentabilidad económica o del activo y en el segundo ante la rentabilidad financiera o de los fondos propios.

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 8

Rentabilidad económica o del activo (ROI)

La rentabilidad económica o del activo también se denomina ROA –Return on assets- y como denominación más usual ROI – Return on investments-. Básicamente consiste en analizar la rentabilidad del activo independientemente de cómo está financiado el mismo, o dicho de otra forma, sin tener en cuenta la estructura del pasivo.

La forma más usual de definir el ROI es:

 

¿Por qué se toma como resultado el beneficio antes de impuestos e intereses?. Como se ha comentado antes, si se trata de medir la rentabilidad del activo el resultados a considerar serán:

El beneficio después de impuestos o resultado contable –magnitud que se obtiene de la cuenta de pérdidas y ganancias- y que es la parte que se destinará a los accionistas de la empresa, independientemente de que se reparta en forma de dividendos o se quede en la empresa en forma de reservas.

El impuesto sobre beneficios, que es la parte del beneficio generado por el activo y que será destinada al pago del impuesto sobre sociedades y que también se puede obtener de la cuenta de pérdidas y ganancias y, por último,

La parte del beneficio producido por el activo que está destinada a pagar los gastos financieros producidos por los fondos ajenos del pasivo.

* BAII = Beneficio antes de impuestos e intereses

 

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 9

 

 

Vamos a ver el desarrollo de las explicaciones anteriores a través de un pequeño caso:

La sociedad ALFA, S.A., presenta el siguiente balance de situación referido al 31 de diciembre del año 20X1, expresado en unidades monetarias:

De la cuenta de Pérdidas y Ganancias se extrae la siguiente información:

 

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 10

La rentabilidad económica de la sociedad ALFA, S.A., para el año 20X1:

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 11

 

 

Rentabilidad financiera o de los fondos propios (ROE)

La rentabilidad financiera, de los fondos propios o ROE –Return on equity- se define a través de la siguiente expresión:

Recordemos que el beneficio después de impuestos es el resultado del ejercicio que figura en las cuentas anuales como Pérdidas y Ganancias.

 

El ROE trata de medir la rentabilidad que obtienen los dueños de la empresa, es decir, la rentabilidad del capital que han invertido directamente –capital social- y de las reservas, que en definitiva son beneficios retenidos y que por tanto corresponden a los propietarios.

Como en caso del ROI, si ha existido durante el ejercicio variación de los fondos propios de una manera significativa deberíamos tomar datos medios siempre que se pueda acceder a los mismos, ya que si nuestra posición es la de un analista externo, como es lógico, será más difícil la obtención de los datos intermedios.

 

También es necesario mencionar, que en este análisis a veces se incluyen como fondos propios una parte del resultado del ejercicio considerando que su generación se produce de una forma regular a lo largo del ejercicio. Este tipo de cuestiones, le dan al análisis pequeñas diferencias de matiz que carecen de importancia, ya lo que verdaderamente relevante es que exista una uniformidad de criterio en la metodología de trabajo utilizada y, que si se comparan diferentes empresas o sectores los baremos usados sean de un patrón similar.

© 2016 EBES – Escuela Business España

Página 12

EJEMPLO ROE

 

Utilizando los datos del ejemplo anterior, correspondientes a las sociedad ALFA, S.A. la rentabilidad financiera será:

© 2016 EBES – Escuela Business España