Cultura Clásica

Más de un historiador ha resaltado"la importancia de conocer el pasado para comprender el presente e imaginar el futuro" y bajo ese premisa nos adentramos en el mundo de la Cultura Clásica, que es la base de la civilización occidental. A lo largo de este curso conoceremos la sociedad greco-latina en profundidad: historia, literatura, arte, arquitectura, la forma de vida, etc. Además, tendrá una segunda finalidad, pues uno de los objetivos principales de esta materia es que el alumno sepa apreciar y reconocer el legado del mundo clásico en nuestros días.

                             

1.- El origen de la escritura

En otros tiempos

La escritura

La escritura es un sistema de representación de palabras, gracias a la cual comunicamos ideas y pensamientos, que pueden ser conservados y transmitidos a lo largo del tiempo.

Los pictogramas

Los jeroglíficos se componían de signos y dibujos, y cada uno de ellos recibía el nombre de pictograma. Estos símbolos significaban exactamente lo que representaban, es decir, un ojo era un ojo, un perro un perro y así sucesivamente. Conforme el lenguaje de volvía más complejo, se necesitaron más símbolos para representar esos conceptos e ideas nuevas.

Los ideogramas

Conforme evolucionaba la escritura, se hizo necesario que los dibujos representaran palabras y no objetos, así nacieron los ideogramas

Actualmente, China y Japón utilizan este tipo de alfabeto.


Jeroglífico egipcio

Palabras chinas

¿Qué diferencia hay entre un pictograma y un ideograma?

  • Un pictograma es un símbolo o dibujo que representa un objeto, mientras que el ideograma es un dibujo que representa una idea o enunciado.
  • Un pictograma es un símbolo o dibujo que representa un objeto, mientras que el ideograma es un dibujo que representa una palabra.

El alfabeto

Los alfabetos griego y latino

Hacia el 1.500 a.C. se produjo un gran avance en el campo de la escritura. Se crearon los primeros alfabetos y aunque en un inicio eran muy rudimentarios, poco a poco fueron evolucionando y cumpliendo su función. La principal característica de estos primeros alfabetos era que en lugar de miles de ideogramas, contaban con un número reducido de signos, tal y como ocurre hoy en día.

El primer alfabeto conocido fue en escritura cuneiforme y data del 1.400 a.C. Encontrado en Siria en 1929, el alfabeto sirvió de base para el fenicio, que más tarde se extendió por el Mediterráneo y dio lugar a los alfabetos hebreo, arameo y griego.

Alfabeto griego

El alfabeto griego procede del fenicio, y a su vez, fue el origen de la mayoría de los  alfabetos utilizados en Europa. Según la mitología, fue introducido en Grecia por el príncipe fenicio Cadmo hacia el siglo IX a.C.

El alfabeto latino procedía de una variante del griego, el etrusco. Los romanos lo difundieron junto con su lengua y civilización durante la época del Imperio (27 a.C.-476 d.C.)

La piedra Rosetta

El conocimiento de Egipto es una de los capítulos más recientes de la arqueología. Hasta el descubrimiento de la piedra Rosetta en 1799, los estudiosos habían sido incapaces de leer las inscripciones egipcias y consideraban a este gran reino como una colonia romana. 

Las piedra muestra tres escrituras diferentes: jeroglífica, demótica y griega, esta última en la que permitió traducir todas las inscripciones.

Hoy en día seguimos utilizando símbolos para transmitir mensajes, esto se debe a dos factores: la brevedad y la seguridad de que todos entiendan su contenido. ¿Cuáles son los tipos de idiogramas más frecuentes?

Las lenguas románicas

El latín

Las lenguas románicas son las que proceden del latín, cuya desaparición se produjo por la mera evolución: lo empleaban miles de personas en situaciones y lugares muy diversos. 

El latín, poco a poco, se sustituyó por otra lengua, un idioma más coloquial, vivo y por tanto, cambiante, el de la población común o plebeya. 

No existía una política de alfabetización y las élites no se preocuparon por conservar su idioma salvo dentro de su propio círculo. Al limitar el acceso de la gente común a la cultura para perpetuar su ignorancia y favorecer su control, llevó al desplazamiento del latín.

El latín "correcto" o culto se refugió en la Iglesia y la corte, se convirtió en la lengua base de comunicación entre los gobernantes, es decir, cumplía una función similar al inglés en la actualidad.

Lenguas romances

Las lenguas romances son el resultado de la degradación del latín culto por parte del pueblo. El desplazamiento del latín fue un proceso lento, pero se sabe que en el siglo IX d.C. ya se hablaban estas lenguas de forma habitual.

No sabemos con seguridad cuando se oficializaron las lenguas, pero se considera que adquieren dicha condición cuando los gobernantes empiezan a dirigirse al pueblo en lengua coloquial para hacerse entender. La Iglesia reconoció la necesidad de predicar en lengua romance en el Concilio de Tours (813).

Las principales lenguas románicas en la actualidad son: el portugués, el castellano, el francés, el italiano y el rumano. Sin embargo, existen muchas otras, tanto en oriente como occidente, de comunidades más reducidas: el gallego, el catalán, el occitano, el sardo o el retorromance, rético, dálmata... 


¿Qué lenguas oficiales de origen románico se hablan en España?

  • Además del español, lengua oficial del país, son oficiales en sus respectivas comunidades autónomas las siguientes lenguas romances: catalán, valenciano, gallego y el aranés.
  • Además del español, lengua oficial del país, son oficiales en sus respectivas comunidades autónomas las siguientes lenguas romances: catalán, valenciano, gallego, aranés, aragonés y bable (astur).

2.- La Antigua Grecia

Localización y antecedentes históricos

Situación geográfica

Los griegos dieron a su país el nombre de Hélade en honor al padre de todos los héroes, Helen. Fueron los romanos quienes les atribuyeron el gentilicio que ha llegado hasta nuestros días.

Grecia se encuentra en la parte oriental de la cuenca mediterránea, al sur de la Península Balcánica y por las islas del mar Egeo.

La historia helena está condicionada por su localización espacial: su accidentado relieve, que restringía la circulación terrestre, y los escasos recursos impulsaron una intensa actividad marítima, que les permitió colonizar la costa jonia, el sur de Italia y Sicilia.

Creta

En un principio las diferentes culturas mediterráneas coincidieron en Creta, una civilización que tuvo su período de mayor esplendor hacia el 3.000 a.C. y cuya capital recibió el nombre de Cnosos.

Conocida en todo el mundo debido al mito del Minotauro y del legendario rey Minos, los cretenses sentaron las bases de la cultura griega.

La civilización minoica se caracterizó por fastuosos palacios y templos, hermosa cerámica y suntuosas manufacturas de metal. 

Hacia el 2.000 a.C. ya se había extendido por gran parte del Peloponeso, pero la llegada de los primeros griegos propició su desaparición. 

Micenas

Los primeros griegos, que procedían de Europa Central y los Balcanes, ocuparon el Peloponeso y dieron forma a la cultura micénica, llamada así debido a su ciudad principal, Micenas. Esta civilización fundó grandes reinos como Argos, Tirinto y Pilos.

El pueblo micénico tomó mucho de la cultura minoica: su forma de escritura, algunos preceptos religiosos, y la arquitectura. Eran poderosos guerreros y grandes comerciantes, y por tanto, enormemente ricos.

Esta civilización llegó a su fin a comienzos del siglo XI a.C. debido a la invasión de los dorios, dando inicio la Época Oscura.

Los cretenses eran aficionados a representar tauromaquias, ¿qué significa esta palabra?

  • El término tauromaquia se refiera al arte plástico de representar toros.
  • Obra artística o libro, relacionado con los toros, que trata de este arte y técnica.
  • El término solo hace referencia a las técnicas de toreo.
  • Representación artística que trata del arte y técnica del toreo.
  • Arte y técnica de torear o lidiar toros.

De la Época Oscura al Helenismo

Edad Oscura 

Comprendida entre los siglos XI y VIII a.C., este período comienza con la invasión doria. Se trata de una época de confusión e inestabilidad, en la que surge una estructura socio-política muy novedosa, la polis.




Época Arcaica

Durante este período, que se extiende del siglo VIII al V a.C., los griegos conformaron una comunidad en la que compartían lengua, religión y juegos comunes.

En esta época se regía por una oligarquía en la que unos pocos controlaban toda la riqueza agrícola y ganadera. Esta situación llevó a la expansión por el Mediterráneo y la formación de colonias. 

Etapa Clásica

Este período de la historia griega se suele entremezclar con la historia de la ciudad de Atenas, pues fue su época de esplendor. 

De este tiempo destacan dos grandes figuras, Clístenes y Pericles, ambos contribuyeron a la creación y consolidación de la Democracia. De este período también podemos señalar la importancia de la Primera y Segunda Guerra Médica. 

Pericles

El término Democracia significa "gobierno del pueblo" y fue introducida por Clístenes en la ciudad de Atenas. Él instituyó la isonomía, es decir, la igualdad ante la ley; el ostracismo, por el que se podía desterrar a una persona si era un peligro para la ciudad; el servicio militar obligatorio y constituyó un consejo conformado por 500 miembros, 50 de cada una de las tribus, que eran elegidos por los ciudadanos mayores de treinta años.

Pericles consolidó la Democracia Ateniense y por ello es considerado como el padre de ésta. Una de sus primeras medidas fue anular el poder del Areópago, compuesto por los ciudadanos más poderosos. También separó los poderes legislativo /Asamblea) y ejecutivo (magistrados).

La batalla de las Termópilas

Durante le hegemonía ateniense, la ciudad creó una confederación marítima entre varias ciudades para restar poder el rey persa Darío, quien aspiraba a conquistar los territorios griegos.

En su primer enfrentamiento, en la Primera Guerra Médica, el ejército persa fue derrotado. La Segunda Guerra Médica resultó más complicada, el sucesor de Darío, Jerjes, formó un gran ejército que consiguió derrotar a las tropas espartanas y apoderarse de Atenas. Fue la eficacia de la flota griega la que llevó a la victoria helena.

La película "300" narra la Batalla de las Termópilas (2ª Guerra Médica) en la que las tropas griegas (300 espartanos, 700 tespios, 400 tebanos) al mando del rey Leónidas consiguieron frenar durante tres días al ejército persa compuesto por 250.000 hombres.

El Helenismo

Atenas se encontraba en su época de mayor esplendor. Tras las Guerras Médicas se impuso sobre el resto de ciudades griegas utilizando la confederación marítima de la Liga de Delos para afianzar su control, ello desencadenó la Guerra del Peloponeso. En este conflicto se enfrentaron dos bloques griegos, el comandado por Atenas y el dirigido por Esparta, que salió vencedor.

Tras esta guerra el mundo griego entró en una profunda crisis, que no culminó hasta la unificación de todos los territorios bajo el reinado de Filipo de Macedonia, quien sería el padre de Alejandro Magno.

El Helenismo, que abarca desde las conquistas de Alejandro Magno hasta la muerte de Cleopatra, se caracterizó por el nacimiento de grandes ciudades, como Alejandría o Pérgamo, y el desarrollo de la Filosofía y la Ciencia.

Un imperio inconmensurable.

El Imperio de Alejandro Magno, tal y como hemos señalado en el audio, fue muy extenso. En esta imagen podemos ver todo el territorio que abarcaba, el cual se volvió a dividir en decenas de reinos independientes tras su muerte. En you tube se pueden encontrar numerosos vídeos, si queréis profundizar en el tema, recomiendo este: "Imperios. La verdadera historia de Alejandro Magno".

Rellena los espacios en blanco: La Batalla de las Termópilas

La Batalla de las Termópilas ocurrió durante  y en ella se enfrentaron los . Al mando del ejército griego estaba , quien sostuvo su posición contra las tropas de  durante tres días. 

La sociedad griega

Las ciudades-estado

Después de la caída de Micenas, Grecia perdió su riqueza, las ciudades se derrumbaron y perdieron su cultura. Durante este período de tiempo, poco a poco, fueron volviendo a sus pies y acabaron formando nuevas ciudades, la mayoría de ellas cerca de la costa. 

Al comienzo había cientos de ciudades-estado y cada una de ellas contaba con su murallas, su parcela de tierra circundante, un templo y un ágora o plaza pública. La mayoría de estas localidades eran gobernadas por reyes o dictadores, en muchos casos, ambos tal y como ejemplifican las tragedias clásicas como Electra (Egisto) o Antígona (Creonte). 

Atenas

La historia de la ciudad más grande de Grecia se remonta al período cretense, tal y como señalan las fuentes, pero en el siglo V a.C. comenzó su esplendor.

Existieron muchas ciudades y entre las más destacadas están Esparta, Éfeso y Tebas, pero ninguna contó con tantas riquezas o prosperidad como Atenas.

Atenas era la que marcaba el camino a seguir por la mayoría de polis griegas: forma de vida, estructura social, moda, educación... Ella sentaba el precedente, era el faro social y cultual de la Antigua Grecia.

Esparta

Esta polis era muy diferente al resto de ciudades griegas, allí la vida giraba en torno a la guerra. El carácter riguroso de los espartanos y la localización de sus tierras, donde el clima era agreste y de carácter continental (muy frío en invierno y caluroso en verano), les condujo a la practicidad y por ello apenas quedan restos del otrora gran pueblo, preferían edificios útiles a grandiosos.

La educación de los espartanos comenzaba a los siete años y duraba hasta los treinta, y tras la formación servían otros treinta años. Esta vida les convirtió en los mejores soldados de Grecia.

Las clases sociales

La desigualdad social era un rasgo común en la antigüedad, sin embargo, no hay que ir tan atrás en el tiempo para ser consciente su existencia: hasta hace menos de un siglo existían las Leyes del Apartheid en Sudáfrica y de segregación racial en Estados Unidos. Aún sigue presente en la actualidad, no hay más que viajar a la India para comprobar que el sistema de castas sigue vigente, e incluso salta de vez en cuando a las noticias, despertando en descontento internacional.

En el apartado anterior hemos destacado que las ciudades más importantes de la antigua Grecia fueron Esparta y Atenas, las utilizaremos de ejemplo para ilustrar las diferencias entre las distintas clases sociales. Es necesario destacar que no solo había hombres libres y esclavos, sino que dentro de la clase "libre", existían diferencias: los que eran ciudadanos y los que no.

Atenas

En la actual capital griega existían tres estratos sociales: ciudadanos, metecos y esclavos.

Los ciudadanos eran los hijos varones, mayores de 18 años, nacidos en un matrimonio legítimo. Al cumplir la mayoría de edad se inscribían en el demos (su lugar de origen) y, a partir de ese momento, tenían plenos derechos políticos. 

Los metecos eran los hombres libres, extranjeros de nacimiento, que residían en Atenas. Después de la implantación de la Democracia consiguieron cierta igualdad, sin embargo, carecían de muchos derechos: para residir en la ciudad debían estar apadrinados por un ateniense (proxenes-padrino), si no, corrían el riesgo de ser esclavizados; no podían casarse con una ateniense, ni tener propiedades. Tampoco tenían poder político, de hecho, quien mataba a un meteco solo era castigado con el desierto.

Los esclavos carecían de cualquier derecho civil y político, no eran considerados personas y sus dueños podían hacer lo que quisieran con ellos sin incurrir en ningún castigo. Podían ser esclavos de nacimiento, por castigo debido a sus crímenes o al ser prisionero de guerra. Muy de vez en cuando conseguían su libertad pues, al estar especializados, algunos conseguían cargos de responsabilidad que les permitía obtener un sueldo y pagar por su liberación. 

Esparta

En Esparta las tres clases sociales las componían: los espartanos, periecos e ilotas.

Los espartanos debían de ser hijos de padres espartanos y estar inscritos en un syssition -el sistema comunitario que, una vez cumpliesen los siete años, les permitían acceder a la educación espartana-. Los hombres eran mantenidos por el Estado hasta acabar su educación a los siete años.

Los periecos eran los habitantes de la periferia, carecían de ciudadanía aunque contaban con una serie de derechos, como la posesión de tierras. Se dedicaban al comercio, la agricultura y la industria, eran quienes mantenían a flote la economía de Esparta con su actividad.

Los ilotas eran esclavos, carecían de derechos y el estado prestaba su servicio a los ciudadanos para hacer cualquier labor que creyeran conveniente.

En necesario destacar la situación de la mujer. En Esparta la vida era dura, pero su condición era mejor que en el resto de ciudades griegas. No podían acceder al ejército, pero se les instaba a educarse en las letras y la contabilidad, también a hacer deporte. Sin embargo, a pesar de que contaban con más libertad, no tenían poder en los asuntos de Estado o derecho a voto.

Hogar, educación y familia

El hogar era el centro de la vida para la mayoría de los griegos: vivían, dormían, comían, se divertían educaban a los niños... Era el centro neurálgico de la familia, en la que las decisiones de la casa quedaban en manos del patriarca, quien tenía potestad para decidir la vida y muerte de sus habitantes.

De su estructura, poco sabemos. A diferencia de sus templos y palacios, el hogar medio se construía a base de piedra y barro, por lo que apenas se conservan algunos restos. Sin embargo, se sabe que la casa estándar contaba con varias habitaciones, además de la cocina: el salón y el patio eran las dependencias principales. El tamaño de la vivienda dependía de la riqueza del propietario, unas pocas contaban con baños propios (termas).

Matrimonio

En la sociedad griega, el matrimonio y la maternidad eran la máxima aspiración de toda fémina. Se trataba de un proceso muy largo, que a menudo comenzaba durante la infancia de los contrayentes y que, generalmente, se llevaba a cabo tras el primer sangrado de la mujer.

En primer lugar ambas familias lrealizaban la ceremonia de la promesa, en la que la familia de la novia entregaba la dote al novio. En la mayoría de los casos la novia no estaba presente, pues no tenía voz ni voto, debía aceptar al hombre que su padre le imponía en el compromiso nupcial.

La ceremonia duraba tres días, en parte debido a los extensos rituales: la novia se despedía de su soltería regalando sus juguetes a la diosa Artemis y subía a una carreta que la llevaba a casa del novio donde se oficiaba la ceremonia, muchas veces los amigos del novio quemaban los ejes del carro para simbolizar que la mujer ya no regresaría a casa, que comenzaba una nueva familia. Después del enlace, se celebraba un banquete y al tercer día, la esposa recibía la visita y regalos de su familia.

En la sociedad griega existía el divorcio: el marido podía separarse de su mujer cuando quisiera, mientras que la esposa debía dar razones de peso, como el maltrato. Sin embargo, en caso de efectuarse la separación, el padre tenía prioridad sobre la tutela de los niños.

El matrimonio en Esparta, como ya viene siendo habitual, era ligeramente diferente al resto de polis griegas, las relaciones entre hombres y mujeres solo se hacían públicas cuando ella estaba embarazada. Un hombre podía prestar a su esposa a otro para tener hijos con ella, pues el objetivo de los espartanos era nutrir su ejército. 

Familia y Educación

Dentro del núcleo familiar, el patriarca tenía el control sobre su esposa, hijos, hijas, esposas de los hijas y esclavos. El poder sobre sus hijas lo perdía al darlas en matrimonio.

Desde su nacimiento, los niños y niñas eran percibidos de manera distinta: si era varón se adornaba la entrada con olivo, si era niña con madejas de lana. Si era niño se celebraba una fiesta para reconocerlo como legítimo y a los diez días le era impuesto el nombre, normalmente al primogénito se le imponía el nombre del abuelo paterno y al resto de niños, de otros parientes. Una cualidad a destacar es que, muchas veces, el nombre se imponía en honor a un dios, una cualidad física u otra circunstancia especial. 

 Si no había fiesta, es que el padre desconocía al niño, bien por inseguridad económica, duda sobre su paternidad o un defecto físico. En caso de nacer una niña, no era necesario hacer un banquete pero si había una ceremonia de nombramiento.

Respecto a la educación, esta variaba de unas polis a otras. En Atenas y casi todo el mundo griego, era privada: los niños asistían  al escuela desde los seis a los dieciséis, donde aprendían arte, música, ortografía, gimnasia. A los dieciocho podían inscribirse en el ejército y tras unos años de servicio, retirarse y cultivar otras aficiones. 

La educación de las niñas siempre quedaba en el hogar, su objetivo era convertirse en buenas amas de casa y madres. En general no variaba de unos sitios a otros, aunque en Esparta se esperaba que fueran fuertes y orgullosas de sí mismas, con una educación más amplia y buenas atletas, con el fin de dar a luz niños fuertes y sanos.


Economía

Al principio, la economía en Grecia era agropecuaria, es decir, se basaba en la ganadería y agricultura. 

  • Durante ese período, la mayoría de la tierra quedaba en manos de unos pocos, conformando una oligarquía agraria.
  • La ganadería era de carácter doméstico, aunque la cría de caballos era un signo de distinción. 

Más tarde, la agricultura fue ganando terreno a la ganadería y es entonces cuando la tríada mediterránea alcanza su apogeo: trigo, vid y olivo siguen siendo los principales cultivos de la zona.

Poco a poco, las actividades comerciales ganaron importancia. El terreno accidentado propició la comunicación marítima y con ello el intercambio entre las localidades costeras.

Lo que comenzó siendo una economía de trueque, evolucionó hasta introducir la moneda en el siglo VII a.C. Un Cien años más tarde, su uso ya se había extendido por el mediterráneo y durante le hegemonía ateniense se impuso una moneda común: el dracma.

Moda

En la actualidad estamos acostumbrados al cambio, las tendencias varían cada año, con cada estación se impone lo nuevo. No ocurría lo mismo en Grecia, pues existía un único modelo de vestido para hombres y mujeres.

El traje básico era el quitón, que consistía en un rectángulo de tela cortado en dos para hacer cuadrados. Esta tela se sujetaba con imperdibles en los hombros, se cosían los lados y tenía espacio para pasar la cabeza y los brazos. El modelo corto era para niños, jóvenes y trabajadores, el largo para mujeres y ancianos.

Cuando hacía frío, los griegos llevaban un manto sobre el quitón: el himation para hombres y el peplo para las mujeres. 

El calzado más común era las sandalias de cuero, excepto para viajar (botas) o estar por casa (descalzos).

A pesar de la sencillez de su vestimenta, los griegos cuidaban mucho su apariencia: eran muy aseados y sus peinados podían ser muy elaborados. No solo existían perfumes para ambos sexos, sino cosméticos y tintes para el cabello, además de numerosos adornos como broches, lazos y horquillas.

Realiza un breve resumen sobre la materia y señala si algunas de las costumbres citadas siguen presentes en la actualidad.

3.- La ciudad eterna

Historia de Roma, del mito a la realidad

Antecedentes históricos

Antes de existir Roma, Italia estaba ocupada por los ligures, un pueblo que también tenía territorios en la Galia e Hispania.

En la Edad de Bronce, fueron desplazados por los ítalos, un pueblo centroeuropeo. Hacia el año 1.000 a.C. aparecieron los etruscos, de los que deriva gran parte de la cultura romana.

A partir del siglo VIII a.C., los colonos griegos se asentaron el el sur de Italia y en Sicilia. Y finalmente, estaban los latinos, una rama itálica que se asentó cerca del río Tíber, en el Lacio.

Estos últimos, repartieron el territorio entre distintas familias, las cuáles se convirtieron en los poderosos patricios de Roma. Se regían como una sola entidad política que compartía lengua, costumbres, leyes y religión. La primera ciudad de este pueblo fue Alba Longa.

El mito de la fundación de Roma

En la Antigüedad era normal recurrir a la intervención divina para explicar el origen de una ciudad con el fin de ennoblecer su fundación, Roma no es diferente.

Dice la leyenda que Ascanio, hijo del héroe troyano Eneas fundó la ciudad de Alba Longa a orillas del  Tíber. Sobre esta metrópoli reinaron sus descendientes hasta llegar a Numitor y a su hermano Amulio. 

Amulio destronó a Numitor y condenó a su sobrina, Rea Silvia, a ser sacerdotisa de la diosa Vesta para que permaneciera siempre virgen y sin descendientes. Sin embargo, el dios de la guerra, Marte, engendró en ella  a los mellizos Rómulo y Remo. 

Amulio, al temer que le arrebataran el trono, ordenó su ejecución, pero el verdugo no pudo matarlos y los niños fueron abandonados a su suerte en el Tíber. Pero, contra todo pronóstico, llegaron a salvo a la orilla y sobrevivieron al ser amamantados por la loba Luperca. Más tarde, fueron criados por el pastor Fáustulo y su mujer.

Una vez crecieron y averiguaron su verdadera identidad, mataron a su tío Amulio y liberaron a su abuelo, devolviéndole el control de Alba Longa. Como no querían destronar a su abuelo Numitor, decidieron fundar su propia ciudad a orillas del Tíber. Rómulo quería construir Roma en el monte Palatino y Remo Remoria en el Aventino, pero la discusión degeneró en pelea y esta en la muerte de Remo. La ciudad fue fundada en abril del 753 a.C.

La nueva ciudad creció rápidamente, llenándose de inmigrantes de todos los lugares, tanto libres como esclavos. Debido al aumento de la población, Rómulo decidió organizarlos en un solo cuerpo político, con los senadores como el órganos de legislativo y él como rey.

Nace la ciudad eterna

La realidad histórica dicta que los primeros habitantes se asentaron a los alrededores del Tíber, en el Lacio, formando tres tribus: los ramnes, los luceres y los ticios. 

Roma es fruto de la combinación de estos tres pueblos, que se asentaban en una tierra pobre. Sin embargo, el Lacio cuenta con el Tíber, que facilita el comercio entre las distintas comunidades que, poco a poco, fueron creciendo.

 A medida que aumentaba la población, iban edificando sobre más terreno, hasta juntar los asentamientos. Roma comenzó a surgir entre sus siete colinas: Palatino, Quirinal, Capitolio, Esquilino, Celio, Viminal y Aventino. La ciudad acabó edificándose en un lugar estratégico y bañado por el Tíber.

Un origen de leyenda

En la fundación de Roma intervienen otros muchos mitos, pero los más destacados serían "El rapto de las sabinas" o la historia del héroe troyano Eneas. Ambos sucesos han captado la atención de la literatura y el arte, tal y como demuestran autores de la talla de Rubens, Picasso o Bernini. Algunas, incluso han contado con la suerte de tener su propia película o documental, como el que exponemos a continuación:

                      

Ordena los siguientes enunciados

  • En Italia vivían los ligures, ítalos y etruscos.
  • Los colonos griegos se asentaron al sur de la península itálica y en Sicilia.
  • Los primitivos latinos fundaron la ciudad de Alba Longa, según la leyenda su fundador fue el troyano Eneas.
  • Las tribus del Lacio se asentaron en torno al Tíber.
  • Las dos primeras colinas habitadas de la ciudad de Roma fueron el Palatino y el Quirinal.

El poder romano: Monarquía, República e Imperio

La Monarquía (753-509 a.C.)

La monarquía comienza en el momento de la fundación de Roma y tras el "rapto de las sabinas", se crea una  diarquía entre Rómulo y Tito Tacio, que duró hasta la muerte de este último en el 748 a.C. Durante el primer gobierno romano, destaca el papel del Senado, que actuaba como órgano de consejo y ejercía como regente tras la muerte del monarca y hasta la elección de un nuevo rey. 

Es necesario subrayar el carácter electivo de la monarquía. El nuevo gobernante era elegido por el Senado, que en un principio se componía de 100 personas, cada una de las cuales pertenecía a las familas más pudientes de la ciduad, los patricios. Estas familias o gens, eran muy extensas pues abarcaban más que al pariente inmediato - similar a una tribu o clan-; la gobernaba un patriarca o paterfamilias. Más tarde, el Senado pasó a conformarse por 300 miembros.

Otro hecho a destacar es que, a pesar de que la elección del nuevo gobernante quedaba en manos de los patricios, ninguno de los siete reyes conocidos pertenecía a esta élite. Posteriormente, la elección del monarca debía ser ratificada por el pueblo a través de las curias. En Roma existían un total de treinta curias, 10 de cada tribu (ramnes, tities y luceres) y su papel era clave para la defensa de la ciudad, pues cada una de ellas aportaba 100 infantes y 10 jinetes al ejército.

Tras Rómulo, hubo otros seis reyes al frente de Roma:

  1. Numa Pompilio (715 a.C. – 673 a.C.) --> Pacífico y sabio, su reinado duró unos 43 años. Numa Pompilio introdujo las primeras ceremonias religiosas y reformó el calendario romano, al que dividió en 12 meses lunares.   
  2. Tulo Hostilio (673 a.C. - 641 a.C.) --> También conocido como el “Rey Guerrero”, gobernó durante 32 años. Quiso imponer la hegemonía de Roma sobre el resto de ciudades del Lacio. Mantuvo numerosos enfrentamientos con los etruscos y los albanos (Alba Longa), consiguiendo la victoria sobre esta última y la reubicación de todos los habitantes de la ciudad en la nueva Roma.  
  3. Anco Marcio (640 aC - 616 aC) --> Llamado el “Rey de los Mercantes”, era el nieto de Numa Pompilio. Continuó con la expansión de Roma, ocupando las ciudades de los alrededores y fomentando el comercio. Su reinado duró 24 años y entre sus hazañas más destacas está la conquista de la ciudad portuaria de Ostia, que llevó a la expansión romana por el Mediterráneo, y la creación de la clase plebeya, compuesta por los pueblos derrotados que se instalaban en la colina del Aventino.
  4. Tarquino Prisco (616 a.C. - 579 a.C.) --> De origen etrusco, fue el hijo adoptivo de Anco Marcio y a la muerte de este, heredó el trono que ocupó durante 38 años. El rey etrusco amplió el Senado a 300 miembros, construyó el Circo Máximo, la Cloaca Máxima.  
  5. Servio Tulio (578 a.C. - 535 a.C.) heredó el trono romano tras el asesinato de su padre, Tarquinio Prisco. Reinó durante 44 años y durante ese tiempo acometió numerosas reformas en el ejército. La ciudad también cambió bajo su mando: creó cuatro áreas urbanas y diecisiete áreas periféricas, promovió muchas obras públicas, la edificación de numerosos  templos y la construcción de la pared que rodeaba las siete colinas de Roma.
  6. Tarquino el Soberbio (535 a.C. - 509 a.C.) --> Ocupó el trono tras un golpe de Estado en el que asesinó a su suegro, Servio Tulio. Es considerado como un rey cruel y sanguinario, que solo tenía en cuenta su propio poder y no le importaba lo que pasara con el pueblo, abolió varias constituciones y reformar promulgadas por sus antecesores. Su hijo protagonizó uno de los episodios más vergonzosos de la historia monárquica mediante el secuestro y violación de Lucrecia, la hija de un patricio. El suicidio de Lucrecia, quien no podía soportar la vergüenza, desencadenó la rebelión del pueblo y el fin de la monarquía en el 509 a.C.

La República (509-27 a.C.) 

Se denomina República al segundo periodo de la historia romana que comienza con la deposición de Tarquino el Soberbio en el 509 a.C. y continúa hasta en la proclamación de Octavio Augusto como emperador en el 29 a.C.

Tras un período de incertidumbre por el cambio de gobierno, en el que las potencias vecinas intentaron reducir el control de Roma, se inicia una de las etapas más destacadas de la historia de Roma: la ciudad eterna se convierte en la primera potencia del Mundo Antiguo, con numerosas colonias en Europa, Asia y África.

La mayoría de los historiadores sostienen que la transición no fue inmediata, sino que hubo una fase intermedia entre la Monarquía y el consulado en la que se designó a un praetor maximus. Durante esta etapa se adoptaron algunas instituciones monárquicas y se crearon otras nuevas:

  • Los Cónsules --> Se produce una período de duopolio en el que dos Cónsules ejercen las funciones de gobierno, militares y de la administración de justicia. Al terminar su mandato debían responder ante el Senado.
  • El Senado era un órgano consultor. También dirigía la administración interna y la política externa del gobierno romano.
  • Existieron tres Asamableas: la Curial, la Centurial y la Tribal. La primera estaba formada por los patricios y se encargaba de dar a conocer la opinión popular; la segunda estaba compuesta por unos 100 militares de altos cargos (en su mayoría centuriones) que se encargaban de aprobar leyes, y en la tercera, la plebe se agrupaba en tribus que defendían los derechos de los plebeyos frente al Senado y los Cónsules.
  • Existieron otras magistraturas como los censores, cuestores, pretores y ediles.  

La expansión romana comienza con la conquista de los pueblos itálicos: latinos, samnitas, etruscos y las colonias griegas al sur de la península. Continúan las conquista por el Mediterráneo Occidental y es entonces cundo tienen lugar las Guerras Púnicas contra los cartaginense entre el 264 y el 146 a.C. Roma se siguió extendiendo, en esta ocasión hacia Oriente: en Europa subyugaron a Macedonia, Epiro y Grecia; En Asia sometieron a Pérgamo, Siria y Palestina.

Como consecuencia de las grandes conquistas, la vida en Roma y sus provincias cambió a nivel político, social, económico y cultural. Roma se convirtió en la primera potencia del Mundo Antiguo, con extensos territorios que se convirtieron en provincias romanas bajo el poder de un gobernador de origen romano. A nivel social se generaron grandes desigualdades entre los ricos y los pobres y los conquistadores y conquistados, originando un sinnúmero de luchas de clases.

Al lado de los patricios, surgió otra clase social, los caballeros: estos eran financieros, banqueros, mercaderes y armadores, miembros cultos y con riquezas fruto de sus actividades laborales. Se intensificó el mercado de esclavos, debido a los numerosos prisioneros de guerras, y decayó la agricultura, como resultado del bajo costo de las importaciones.

Finalmente, a nivel espiritual, se puede decir que hubo una evolución tanto en la religión, con la incorporación de los dioses griegos al panteón romano y la construcción de templos, y intelectual, al asimilar la cultura de los pueblos vencidos. Por ejemplo, muchos de los esclavos griegos, debido a su bagaje cultural, servían como pedagogos para los niños romanos.

Tras las conquistas romanas estallaron insurrecciones en Etruria, Apulia y Sicilia. Esta situación de inestabilidad condujo a los hermanos Graco, ambos tribunos, a pensar que era necesario igualar los derechos civiles y políticos de todos los ciudadanos de la República, es decir, democratizar a todo el pueblo romano desde la capital a las provincias. Sin embargo, se toparon con una plebe descontenta que se acabó volviendo contra ellos y generó un período de inestabilidad.

Las crisis sociales, políticas y económicas del siglo I a.C., se produjeron a raíz del enfrentamiento entre Cayo Mario, cónsul y caudillo demócrata de origen campesino, y Lucio Cornelio Sila, caudillo de origen patricio. Ambos se fueron alternando en el poder, cambiando las leyes a conveniencia, uno para favorecer a los plebeyos y promover la igualdad, el otro para mantener el estatus quo. Sus enfrentamientos generaron una situación de inestabilidad que propiciaron la aparición del primero y segundo triunvirato:

El primer triunvirato se creó para acabar con la inestabilidad del país, poner fina a las guerras civiles, estuvo conformado por Pompeyo , Julio César  y Marco Craso, duró del 60 al 43 a.C.

El segundo triunvirato inició tras la muerte de Julio Cesar. Después de tres años de contiendas, Lépido, Marco Antonio y  Octavio, cada uno de ellos contó con el control sobre un territorio: África, Oriente y Egipto, Occidente, incluyendo España y el Norte de África.

Los años 133 y 27 a.C. se caracterizan por ser convulsos y con una compleja situación política en la que el poder ya no estaba en manos del Senado, sino de unos pocos. El fortalecimiento del personalismo supuso el fin de la República.

El Imperio

Se llama Imperio Romano a la etapa en la que todo el poder se concentraba en manos de una única personas. Este período inicia en el 29 a.C. con el gobierno de Octavio Augusto y concluye en el 476 d.C. con la caída de Roma.

Después de derrotar a Marco Antonio en Egipto, a Octavio se le confirieron los títulos de: Imperator, Gran Pontífice, Príncipe del Senado, Augustus y Cesar, es decir, reunió todo el poder en su persona y se convirtió en el primer emperador romano.

Él emprendió la tarea de reorganizar el Imperio e introdujo grandes reformas de carácter político, social y económico, también generó una transformación cultural.

  • Aspecto Político. El Emperador era la máxima autoridad política, religiosa y militar; mientras que el Senado solo era un órgano de consulta. También impuso las Prefecturas, unas instituciones encargadas de velar por el bienestar de la población.
  • Reformas en el ámbito social, la Nobleza perdió poder político, la clase media desapareció y aumentó la plebeya, así como el número de esclavos.
  • Con las reformas económicas, la agricultura perdió fuerza al tiempo que el comercio y la importación se intensificó. La minería, sobre todo en algunas provincias como Hispania y Extremo Oriente, prosperó gracias a la mano de obra esclava.

Durante el siglo de Augusto, los escritores y artistas exaltaron las virtudes antiguas, la religión tradicional y sus costumbres, Roma se embelleció son sus obras arquitectónicas, esculturas y frescos. Los romanos también destacaron en Poesía, Historia, Filosofía y Oratoria.

Tras la muerte se Augusto y hasta la crisis del siglo III, se sucedieron cuatro dinastías:

  • La Julia-Claudia (27 a.C.-69 d.C.) con siete emperadores: Tiberio, Calígula, Claudio, Nerón, Galba, Otón y Vitelio.
  • La Flavia (69-96 d.C.) con Vespasiano, Tito y Domiciano como emperadores.
  • La Antonina (96-180 d.C.) en la que Nerva, Trajano, Adriano, Antonino Pío, Marco Aurelio y Cómodo ostentaban el poder.
  • La Severa (193-235 d.C.) con Septimio Severo como primer emperador. Tuvo otros cuatros gobernantes: Caracalla, Macrino, Heliogábalo y Alejandro Severo.

Tras este período comienza la crisis del siglo III, que duró del 235 al 284 bajo el gobierno de los Emperadores ilirios (268-284). A partir del 284 da inicio el Bajo Imperio Romano, con Diocleciano como su primer emperador.

El emperador Diocleciano se caracterizó por la última y más sangrienta persecución cristiana. Tras él, toman el relevo la dinastía Constantiniana (305-363) y la Valentiniana (364-395), ambas se suceden muy rápidamente y lo más destacado de esta última, es que su último emperador, Teodosio I, repartió el Imperio entre sus dos hijos: Arcadio recibió el Imperio de Oriente y Honorio recibió el de Occidente. 

Los territorios crecieron aparte, desarrollando su propia cultura y arte, hasta el fin del Imperio Romano de Occidente en el 476. La caída de la Roma Occidental se produjo, principalmente, por dos factores: las crisis internas y las oleadas de bárbaros godos. Este suceso concluye la etapa histórica conocida como la Antigüedad y marca el inicio de la Edad Media.

 


Verdadero o falso

  • Se llama Triunvirato a la forma de gobierno integrado por tres personas. El primer triunvirato romano lo formaban Marco Aurelio, Julio César y Pompeyo.
  • La Magna Grecia era la parte sur de la península Itálica.
  • El territorio del Imperio Romano abarcaba tres continentes: sur y oeste de Europa, el oeste de Asia y el norte de África.
  • • Los Censores, se encargaban de hacer el censo o empadronamiento de las personas y de sus bienes. Además, cuidaban de la educación y buenas costumbres del pueblo. • Los Cuestores eran los contadores que recaudaban los impuestos y administraban el tesoro público. • Los Pretores, estos funcionarios administraban justicia. Fueron los forzadores del Derecho Romano. • Los Ediles conformaban la organización municipal. Sus funciones eran el de velar por el aprovisionamiento y vigilancia de los mercados, la limpieza de las calles, mantenimiento de los caminos y carreteras y la organización de los juegos olímpicos
  • El hijo de Servio Tulio raptó y violó a Lucrecia, la hija de un patricio.
  • El ejército romano se componía de 42 centurias, 400 caballeros, tres centurias de ingenieros y dos de músicos.

La sociedad romana

Clases sociales

"La principal división de las personas es esta: que todos los hombres, o son libres o son esclavos", de esta forma tan contundente dividía el Derecho Romano su sociedad. Sin embargo, cabe señalar que la realidad social tenía muchos más matices, pues dentro de las personas libres existían enormes diferencias.  

La población romana se estructuraba según la riqueza y los derechos legales. Había hombres libres (ciudadanos, libertos y clientes) y esclavos. Patricios y plebeyos formaban el grupo de ciudadanos aunque con diferentes derechos, los patricios eran los privilegiados, con grandes latifundios, riquezas y la posibilidad de intervenir en política.

Los patricios eran los descendientes de las cien familias fundadoras de Roma, cada una de ellas tenía algún antepasado divino. Todos los patricios que descendían de un mismo antepasado pertenecían a una misma gens (estirpe, dinastía), y estas a su vez se conformaban en tres tribus que formaban el pueblo. Las distintas gens se dividían a su vez en familias, cada una de ellas bajo la autoridad del paterfamilias.

Los clientes eran ciudadanos pobres de origen extranjero, estaban bajo la protección de un paterfamilias patricia, que le ayudaba económicamente a cambio de sus servicios, generalmente de protección, similar a los guardaespaldas actuales.

Los plebeyos eran ciudadanos de origen italiano que se instalaron en Roma tras su fundación, ya sea por migración o por conquista y anexión de su territorio. Se encargaban de cultivar la tierra y trabajaban en el comercio y la artesanía. En un principio carecían de derechos, pero poco a poco consiguieron satisfacer algunas de sus reivindicaciones.

Los libertos eran antiguos esclavos que habían conseguido su libertad, muchas veces permanecían en sus antiguas familias, sirviendo libremente. Existían una ceremonia de liberación conocida como la manumisión, en la que el amo ponía su mano encima de la cabeza del esclavo y con ello lo liberaba.

Los esclavos pertenecían a un señor o al Estado y carecían de derechos. Habían llegado a dicha situación por nacimiento, delitos o como prisioneros de guerra. Eran considerados objetos y su amos podía hacer con ellos lo que quisieran, con el tiempo se limitó el poder absoluto sobre los esclavos y se llegó a prohibir el maltrato injustificado.

Matrimonio 

Al igual que en la Antigua Grecia, el propósito de la mujer romana era la maternidad y, por tanto, el matrimonio. Sin embargo, esta imposición no era exclusiva de la mujer, también recaía sobre el hombre y ambos tenían el deber de contribuir al crecimiento de su comunidad.

Durante un tiempo, en concreto en la República, era obligatorio, si se estaba sano y en edad de procrear, casarse. Los hombres tendían a casarse entre los 35 y 40 años, aunque la edad legal era 14 para los varones y 12 para las mujeres.

El matrimonio entre los romanos no era respaldado por escrito; había una ceremonia con testigos donde además era entregada la dote de la mujer (si es que tenía una), y por supuesto también una fiesta. 

Existían dos tipos de matrimonio: con mano o cum manum,  en el que la mujer pasaba a obedecer al marido, y las uniones sin mano o sine manu, en las que  la mujer seguía bajo el mando de su propio padre.

El proceso resultaba bastante laborioso: el primer paso consistía en la búsqueda del pretendiente perfecto, en general la elección se basaba en cuestiones políticas o económicas. Además, existían una serie de excepciones: el parentesco entre los contrayentes (ni primos, ni tío-sobrina, abuelo-nieta o similar); casarse con familiares de la esposa, aunque solo les uniese el lazo político; y, en un principio, estaba prohibido el matrimonio entre patricios y plebeyos.

Una vez elegido el pretendiente idóneo, se celebraban los sponsales, para los que la pareja debía reunir varios requisitos: ser ambos mayores de siete años; capacidad fisiológica de los contrayentes para poder tener hijos; capacidad jurídica, es decir, ser personas libres y en posesión de la ciudadanía, y consentimiento del paterfamilias

La sponsalia era una ceremonia privada se firmaba un contrato entre ambas familias. La ceremonia era similar a la pedida de mano tradicional, el novio entregaba a su futura mujer un anillo de compromiso y las familias pactaban la dote de la novia. 

Finalmente, el día de la boda, la novia ofrecía sus juguetes y su bulla a su Lares (dios familiar). La ceremonia iniciaba con un cortejo, la novia recorría un camino marcado por antorchas hasta la casa del novio, debía ir acompañada por tres niños con padres vivos: dos de la mano de la novia y el tercero, delante de ella con una antorcha de espino que había sido encendida en la casa de la mujer. Durante el enlace, los novios se sentaban juntos en un banco cubierto de piel de oveja (sacrificio) y con la cabeza cubierta por un velo. La ceremonia terminaba cuando el novio tomaba un poco de sal y un pan redondo que ambos compartían delante de los invitados, quienes actuaban de testigos.

Al principio solo se podían casar los patricios y más tarde, a partir del 445 a.C. el resto de personas libres. Los que nunca se pudieron casar fueron los esclavos, los extranjeros, los actores y las prostitutas.

Familia

Formaban la familia romana todos aquellos bajo la autoridad del paterfamilias, es decir, la madre e hijos, esclavos y clientes, de estos últimos existían cuatro tipos: 

  1. Los que aspiraban a hacer una carrera pública. 
  2. Los hombres de negocios. 
  3. Los artistas.
  4. Los hombres que buscaban integrarse a su círculo de amistades (clientela).

El patriarca tenía control total sobre los inquilinos de su casa, todas las mañanas repartía las tareas domésticas a los esclavos y er el protagonista principal del  salutatio, un cortejo en el que los libertos y clientes presentaban sus respetos al patrono. 

El padre no solo tenía autoridad sobre sus esclavos, esposa e hijos, sino que también era su representante legal.  El patriarca era juez y verdugo en su casa.

En cuanto a las mujeres romanas, es sabido que se casaban con un dote, pero la tradición latina también estipulaba que si se separaban del marido, debían volver a casa de su padre. Una viuda, en cambio, era muy codiciada, pues generalmente heredaba todas las propiedades del marido. Las jovencitas, en cambio, debían mantenerse vírgenes, o al menos, ser muy discretas en sus amoríos

El concubinato era aceptado, pero debía ser similar a un matrimonio en el que la mujer fuera viuda o separada; los hijos de una pareja de concubinos eran considerados ilegítimos y no tenían derecho a la herencia paterna.

El privilegio de acostarse con las esclavas no era solamente del emperador, si no de todo ciudadano libre en posesión de esclavas. Sin embargo, los hijos de esas uniones, nacían esclavos y el hombre tenía prohibido reconocerlos como propios. 

Para finalizar, destacar que los hijos e hijas eran recibidos de distinta manera. A ambos se les educaba y generalmente las mujeres eran mucho más cultas que en cualquier otra sociedad e, incluso, que muchos hombres romanos pues su posición social les confería gran cantidad de tiempo libre.

La ceremonia de nombramiento de cualquier infante se celebraba ocho días después del nacimiento. Los niños recibían tres nombres: el praenomen o nombre de pila, el nomen o apellido y el cognomen o sobrenombre, este último era un mote vinculado a un rasgo familiar o característica propia. Las niñas recibían solo el apellido.




Educación

En sus inicios, la educación romana era impartida por los progenitores y se basaba en el conocimiento de las costumbres de sus antepasados y la unidad familiar, la mujer transmitía las virtudes del hombre o mujer ideal: la gratuitas, que era la seriedad ante la vida; la bona fides, que era la lealtad y el valor de la palabra dada o la pietas, que era el respecto a los dioses...

Cuando cumplían los siete años, la madre dejaba de encargarse de su educación. Si era niña, la madre la instruía en las tareas del hogar (tejer, cocinar y demás labores). Pero si era niño, el paterfamilias se encargaba de enseñar al niño cómo leer, escribir y luchar, también aprendía sobre las labores del campo y cómo dirigir a los trabajadores.

El sistema educativo cambió hacia el siglo II a.C. Tras contactar con las colonias griegas, aparecen los educadores, esclavos griegos a los que se les encomendaba la educación de los hijos. La enseñanza no era obligatoria, ni estaba controlada por el Estado, aún así, nacen las escuelas públicas fundadas, en su mayoría, por libertos.

Para finalizar, señalar que era una sociedad donde la madurez se obtenía en el campo de batalla, los jóvenes se inscribían al ejército a los 16 o 17 años. A esa edad también se celebraba la ceremonia de mayoría de edad, por la que se cambiaba la túnica praetexta, por la túnica virilis. Tras unos años en el ejército, el aprendizaje se centraría en los asuntos públicos o en continuar la carrera militar, desde ambas áreas podían acceder al mundo de la política. 

Relaciona los siguientes enunciados

  • Los patricios eran...
    los descendientes de los primeros romanos.
  • Los esclavos...
    no tenían ningún derecho político o civil.
  • El paterfamilias era...
    el patriarca de la gens.
  • Los libertos...
    habían comprado su libertad.
  • Los esclavos griegos...
    solían actuar como preceptores.

4.- Cultura, deporte y gastronomía

Religión

Una vida de entrega

La palabra religión significa "obligación" o "compromiso" de rendir culto a una divinidad, para los griegos y romanos toda la vida giraba en torno a los dioses que honraban. 

GRECIA

La mitología griega la forman un conjunto de leyendas y mitos que derivan de las distintas influencias que dieron lugar a la cultura helena. Dioses orientales, celestes, de la naturaleza, mediterránea, indoeuropea… fueron algunos de los que conformaron la religión griega y originaron una cultura.

Una de las características de la religión griega es que el culto se hacía en comunidad, era un acto social. Es más, la propia religión formaba parte de su día a día, pues por cada actividad que hacían, pedían permiso a un dios.

Los dioses griegos adoptaban figuras humanas y representaban a las fuerzas del Cosmos. Al igual que el humano regular, los dioses tenían personalidad y sentimientos, eran impredecibles y por eso, la vida de los mortales estaba sujeta a sus caprichos: a veces eran justos, otras eran crueles y vengativos, indiferentes, etc.

La mitología griega es muy compleja, llena de dioses mayores y menores, monstruos, guerras, seres de fantasía y otras divinidades. En este apartado abordaremos el Panteón Olímpico, los doce grandes dioses de la cultura helena.

ROMA

Los romanos tuvieron una religión similar a la griega pues eran politeístas y antropomórficos, es decir, sus dioses tenían forma humana. El panteón romano se creó a partir de muchas culturas, por ejemplo tomó las divinidades griegas o los dioses celestes etruscos, así como otras divinidades menores que representaban fenómenos naturales y/o actividades humanas. 

Los sacerdotes celebraban el culto a los dioses en nombre de la ciudad, cada dios tenía su propio templo, liturgias y sacerdotes particulares. 

Una de las características de la religión en Roma es que, salvo en ceremonias de gran importancia, el acto religioso era más bien íntimo y  personal. Cada familia tenía unas serie de deidades a las que rendían culto, en general divinidades menores de las que se creían descendientes.

También rendían culto a sus antepasados y su propósito en la vida era emular sus hazañas. Además, dentro del ámbito hogareño, se habían adoptado los dioses de otras culturas que se encargaban de proteger el hogar frente a los espíritus.

Los 12 grandes, dioses griegos y romanos

Zeus o Júpiter

Hijo de los titanes Cronos/Saturno y Rea/Cibeles, es el soberano de los dioses Olímpicos. Considerado el protector de dioses y humanos, es el dios del firmamento y sus fenómenos: la lluvia, el trueno y el rayo. Su arma principal era la égida, aunque suele ser representado con un rayo. También tiene otros símbolos, como el águila y el roble, que representan su poder y fortaleza. 

Poseidón o Neptuno

Hermano de Zeus/Júpiter, es el dios de los mares. De carácter violento y malhumorado, es una figura de salvaje majestad que representa la fuerza de la naturaleza: es quien provoca los terremotos y maremotos. Suele representarse como una figura alta, muy parecida a Zeus/Júpiter en aspecto, pero con un tridente y un caballo o delfín como símbolo.

Hades o Plutón

Hermano de Zeus/Júpiter y Poseidón/Neptuno, es el dios del mundo de los muertos, también conocido como el Inframundo. Tiene un carácter sombrío, que deriva del sitio que se le asignó para gobernar, pero justo en sus funciones: castiga a los malvados y premia a los buenos. Se creía que él otorgaba los beneficios ocultos de la tierra, tales como la riqueza mineral y las cosechas, por lo que era conocido como el dador de riqueza. Hades/Plutón no participaba en las guerras y conflictos de los hombres, y no tiene ninguna relación con ellos, al contrario que la mayoría de los dioses, pues él reina sobre los muertos y nunca abandona su palacio de tinieblas.

Hera o Juno

Hermana y esposa de Zeus/Júpiter, es la reina del Olimpo y diosa de la tierra y el hogar. Tiene un carácter malévolo, celoso y vengativo, debido a los deslices amorosos de su marido. En el arte suele representarse como una figura alta y majestuosa, coronada con una especie de diadema y/o cetro, junto a sus animales simbólicos: vaca y pavo real.

 Démeter o Ceres

Hermana de Hera/Juno, es la diosa de los granos y de las cosechas, sobre cuyos ciclos gobernaba. También, debido a su naturaleza, se la suele catalogar como una deidad de la fertilidad, la agricultura, la naturaleza y las estaciones del año.

Afrodita/Venus

Hija de Zeus/Júpiter y Dione, es la diosa del amor, la belleza y la sensualidad, se dice que nació de la espuma del mar. Es una de las deidades que más interactúa con los mortales debido a su carácter coqueto y abierto.

 Atenea o Minerva

Palas Atenea, que nació ya adulta de la frente de Zeus y fue su hija predilecta es la diosa protectora de Atenas y patrona de la industria y de las artes, a partir de lo cual evolucionó hacia la figura de una diosa de la sabiduría y la razón. Era también patrona del arte de la agricultura y de las labores femeninas, especialmente del hilado y el tejido. Es una de las pocas diosas vírgenes del panteón griego y suele ser representada con una lechuza, símbolo de su sabiduría. A pesar de su carácter pacífico, pues tendía a primar la diplomacia y el carácter intelectual sobre el bélico, también es considerada como la diosa de la guerra, en el aspecto de las tácticas y las destrezas bélicas.

 Artemisa o Diana

Hija de Zeus/Júpiter y Leto, es una diosa interesada en la vida agreste y particularmente en los niños pequeños y las crías de las bestias, por ello es una diosa del nacimiento. Amiga y protectora de la juventud, contaba con un séquito de doncellas cazadoras, que como ella, eran vírgenes. Podía ser muy amable, proporcionando una muerte plácida a las jóvenes que sufren, pero también una muerte súbita, pero no violenta, a aquellas que le decepcionaban.

 Apolo o Febo

Apolo/Febo, hermano gemelo de Artemisa/Diana, también era muy respetado entre los dioses olímpicos. Es el protector de la medicina, de la música y del arte del tiro con arco; también promueve los actos violentos de los dioses para castigar a los mortales por sus actos impíos y blasfemos. También es considerado el dios de las oráculos y profecías, conocido especialmente por manifestarse en el oráculo de Delfos. 

Hermes o Mercurio

Hermes/Mercurio, hijo de Zeus/Júpiter y Maya, es el dios de los comerciantes, ganaderos, caminantes y ladrones, destaca por su astucia, picardía y sagacidad. Cuenta con una lengua de plata y por ello es considerado el dios de la elocuencia, tanto en prosa como en verso, convirtiéndose en el patrón de los intérpretes y traductores. Protector de la juventud y guía de almas, tiene también como función servir a Zeus/Júpiter como mensajero. Se le suele representar como un joven imberbe y atlético, con un casco y sandalias con alas.

Dionisio o Baco

Hijo de Zeus/Júpiter y de Sémele, es el dios del vino, pues enseñó a los mortales cómo cultivar la vid y cómo hacer vino. Posee una doble naturaleza: una como dios de la vegetación, y otra como divinidad mística que inspiraba cultos orgiásticos. Su séquito está formado por seres divinos, sátiros, silenos y ninfas, y adoradores humanos, llamados basárides.

Ares o Marte 

Ares/Marte es hijo de Zeus/Júpiter y Hera/Juno, que habita en Tracia, región salvaje del norte griego, donde viven las amazonas, su descendencia. Ares/Marte apadrina la guerra, como Atenea/Minerva; pero a diferencia de ella, que se identifica con la guerra noble y táctica, Ares/Marte, agresivo y sanguinario, personificaba el terror y la brutal naturaleza de la guerra en su aspecto más duro; se complace con el derramamiento de sangre y el dolor de las víctimas; por ello era impopular tanto para los dioses como para los mortales. Interviene en la fundación de Roma, pues es considerado el padre de los mellizos Rómulo y Remo junto a la vestal Rea Silvia.

Otros dioses que coinciden son: Efesto o Vulcano, dios de los herreros y la fragua; Eros o Cúpido, dios menor del amor; Perséfone o Proserpina, hija de Démeter/Ceres y esposa de Hades/Plutón; Tanatos o Mors, dios de la muerte. 

Finalmente, subrayar que en Roma existía el culto privado, en el cual se honraba a los dioses familiares:

  • Los Manes o almas de los antepasados, que velaban por la continuidad y prosperidad de sus descendiente.
  • Los Lares o dioses protectores del hogar
  • Los Penates o genios que hacían posible el abastecimiento familiar.

Relaciona cada dios con su contraparte

  • Zeus
    Júpiter
  • Hera
    Juno
  • Vulcano
    Hefesto
  • Artemisa
    Diana
  • Minerva
    Atenea
  • Ceres
    Démeter
  • Plutón
    Hares
  • Apolo
    Febo

Arte y literatura

Literatura helena

De la literatura griega poco nos ha llegado debido a la calidad del formato, sin embargo, debemos destacar, que gracias a ellos, hemos desarrollado la literatura épica, lírica, drama, comedia, la historia, etc.

Los logógrafos

Los antecesores de los historiadores clásicos escribían en prosa relatos que incluían descripciones geográficas, costumbres etnográficas, sucesiones de hechos pasados y reelaboraciones de mitos, sin distinguir lo verosímil de la tradición mitográfica. Estos autores, jonios en su mayoría, como Cadmo de Mileto, eran conocidos como logógrafos y solían leer sus escritos en público, a veces en certámenes literarios.

Los historiógrafos

La prosa griega nace en Jonia en el siglo VI a. C. con un género nuevo: la historiografía. Sus orígenes se hallan en los relatos de viajes, en los que se narraban costumbres de países lejanos, llamados periplos («circunnavegación»), que servían de guía a navegantes y mercaderes.

Destacan grandes figuras como:Herodoto, Tucídides, Jenofonte, Plutarco, Polibio, etc.

Drama y otros estilos

Hoy día conocemos las grandes tragedias griegas, que surgieron de la mano de Eurípides, Sófocles y Esquilo, porque fueron representadas una y otras vez a través de los siglos. Sin embargo, los griegos dieron origen a muchos más géneros…

La Épica con Homero y sus obras como sus máximos exponentes: ¿quién no ha leído la Ilíada o la Odisea? ¿Quién no conoce la Guerra de Troya o a Ulises y sus intentos de llegar a Ítaca?

También destacaron otros literatos como Hesíodo que escribió “Teogonía”. y “Los trabajos y los días”, o Apolonio de Rodas que narró las aventuras de Jasón y los Argonautas.

La lírica también nació en Grecia, son numerosos los autores de los que conservamos testimonios escritos. Entre los principales podemos destacar a ArquílocoSafo y Anacreonte, en la lírica monódica (cantada por un solista, el propio poeta), y a Alcmán, y Píndaro, en la lírica coral (cantada por un coro).

 La Retórica y la Oratoria

La oratoria fue un arte desarrollado en Grecia, en la que destacaron políticos, filósofos y magistrados. La necesidad de convencer con argumentos no sólo a los tribunales, sino al cuerpo de ciudadanos que deciden políticamente en la Asamblea, está en el origen del género oratorio. Este género práctico, con su finalidad netamente persuasiva, está ligado, por tanto, al origen y desarrollo de la democracia. Tradicionalmente se considera al siracusano Córax, con su “Manual de retórica”, el iniciador del género en el siglo V a. C. Su influjo alcanzó al sofista Gorgias, quien, a su vez, fue maestro del ateniense Isócrates. De este modo, retórica, filosofía y política se combinan en un género fundamental en la hegemonía y el ocaso de Atenas.

Más tarde, Aristóteles sistematizó en su “Retórica” los estudios de las partes del discurso. Básicamente, de acuerdo con su finalidad, se distinguen tres clases: judicial, político-deliberativo y demostrativo.

Literatura latina

La poesía 

Publio Virgilio Marón, llamado el Cisne de Mantua, fue el más grande poeta latino y autor de tres inolvidables poemas: 

  • "La Eneida", en la que cuenta los orígenes de Roma y la fundación de Alba Longa. Ensalza la gloria de Roma, legado de Eneas, y a su descendiente, el emperador Augusto. 
  • En "Las Bucólicas" canta a la vida del campo, a su sencillez y color, a la calidez del hogar.
  • En "Las Geórgicas" exalta las faenas agrícolas, olvidadas por el ejercicio de las armas. 

El gran poeta latino Horacio, fue amigo y protegido de Mecenas. Él canta al amor, a la felicidad y a la amistad. Escribió las Odas, donde ensalza la obra de Augusto y cómo hizo a Roma grande y, sobre todo, eterna. También enaltece las virtudes de los antepasados y la paz de la vida de campo. También publicó los poemas " Las Sátiras" y "Las Epístolas". 

Publio Ovidio Nasón, fue un versista. Sus obras fueron "El arte de Amar", "Las Heroídas", " La Metamorfosis", "Los Fastos" y "Los Tristes".

La Historia 

Tito Livio es considerado el mejor historiador romano. En su obra, "Historia de Roma", narra los orígenes de la ciudad con detalle. Da vida a los personajes y hace que los sucesos parezcan leyendas sin dejar por ello de informar. Además, realiza un análisis en los que señala que factores determinaron los éxitos y fracasos de Roma. 

Publio Cornelio Tácito, escribió "Historias" y "Los Anales". Concebía la historia como una intriga política.

Plutarco era historiador y moralista griego, nacido en Queronea. Fue autor de "Vidas Paralelas" y "Obras Morales". 

 La Filosofía 

En Filosofía los romanos no estuvieron a la altura de los griegos, sin embargo destacan el filosofo cordobés Lucio Séneca y sus "Epístolas Morales". También escribió varias tragedias: "Medea", "Edipo", "Hécuba" y "Agamenón".

Marco Aurelio emperador y filosofo romano, revela su labor como emperador, su exigencia para sí mismo y su generosidad hacia los demás en "Pensamientos".

El filósofo Epicteto fue esclavo del emperador Nerón. Su doctrina la recogió una de sus discípulos, Arriano, en dos tomos: "Manual de Epicteto" y "Conversaciones de Epicteto".

La Oratoria 

En este campo sobresalió Marco Tulio Cicerón, el orador mas grande de Roma. Son famosas sus dos siguientes obras: "Las Catilinarias" y "Las Filipicas.


El Teatro

Por último, y no menos importante, la tragedia, el drama, la comedia… todos los géneros teatrales que hoy día aún hacen nuestras delicias.

El drama, en su doble forma de tragedia y comedia, surgió en Atenas en el siglo VI a. C. y, en poco más de un siglo, se definió con todos los rasgos que lo caracterizarían como género. Los dramas se componían en verso, por lo que los autores también eran considerados poetas.

Las primeras representaciones teatrales, al aire libre, tuvieron lugar junto a la Acrópolis de Atenas. Desde el siglo IV a. c.. se extendieron primero por el Ática y, después, por el resto del mundo heleno.

Todas las consideraciones sobre la tragedia griega han de sustentarse en testimonios indirectos, en fragmentos y versos sueltos que impiden el conocimiento cabal de muchos autores, así como en las obras conservadas, muy pocas, en relación con su producción teatral completa, de tres autores: Esquilo, Sófocles y Eurípides.

Explica a grandes rasgos una tragedia u obra, por ejemplo, "La Eneida":

Ocio y gastronomía

Deporte

Tanto griegos como romanos compartieron la mayoría de sus juegos, ambos pueblos se regían bajo el lema "cuerpo sano, mente sana" y por ello, dedicaban mucho tiempo al ejercicio y a los baños, especialmente los helenos.

Entre los deportes más comunes estaban el lanzamiento de disco, las maratones, la lucha cuerpo a cuerpo, las carreras de caballos y carros, la pesca, la caza, el salto de pértiga, salto de longitud, salto de altura, el juego de pelota y los antecesores del balonmano, el fútbol y el hockey hierba.

Ocio

Los griegos no eran muy duchos al ocio, eran gente práctica y su mayor divertimento no era otro que entrenarse para estar en forma o asistir al teatro.

Los romanos innovaron algo más, la mayoría de los deportes heredados de la cultura griega se adaptaron como espectáculos públicos, así nació el Circo. Además, los niños y jóvenes contaban con un área de juego y entrenamiento, el campus. También tenían juegos de mesa: dados, ajedrez o damas, entre otros.

Los Juegos Olímpicos

Las Olimpiadas son conocidas desde la antigüedad, los primeros reportes datan del 776 a.C, en la ciudad griega de Olimpia. Durante le temporada de juegos se pactaba una tregua, de al menos un mes, en todo el territorio, pues eran en honor al rey de los dioses, Zeus. 

Estos juegos se celebraban cada cuatro años y los atletas entrenaban muy duro para ser seleccionados. Eran un gran honor participar en los juegos y en caso de salir triunfador, eran considerados como dioses por todos sus conciudadanos.

Los romanos los suspendieron en el 394 d.C. y no volvieron hasta casi veinte siglos después, cuando el barón de Coubertin, tras un viaje al estadio olímpico de Grecia, decidió promocionarlo. Se reiniciaron en Atenas e 1896 y, desde ese momento, se han celebrado cada cuatro años con solo dos excepciones: la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Gastronomía

La alimentación de la sociedad grecolatina era equilibrada y saludable, porque comían muchas frutas y vegetales, sobre todo manzanas, dátiles, higos, cebollas y pan. Aromatizaban los alimentos con hierbas como tomillo y menta, así como la miel para endulzarlos. La comida principal solía servirse a media tarde, alrededor de las cinco, siempre acompañada de vino para los adultos, y vino aguado para los niños.

La dieta principal de los mediterráneos se componía de la llamada trilogía mediterráneo: pan, aceite y vino. Comían gran cantidad de pan, en cualquier comida estaba presente, al igual que el vino, incluso en el desayuno.

El pescado era la comida más habitual, especialmente atún, la lubina y el mújol, mientras que la carne sólo se comía en días festivos. esta última podía proceder de cualquier animal: zorros, cabras, liebres, caballos… 

Los banquetes o simposios eran una celebración habitual en ambas sociedades, eran un acto social, de reunión, en el que los hombres -sólo el género masculino en el caso de los griegos y, de vez en cuando, las féminas en el caso romano- se congregaban en una casa.

Comían recostados en sofás, normalmente emparejados de dos en dos, y saboreaban una comida suculenta conformada por platos exóticos, dulces y vino especiado. Los esclavos traían la comida y una vez la retiraban, los hombres continuaban en lo que hoy día llamaríamos la sobremesa, siempre acompañados de vino y distintos aperitivos. 

En cualquier banquete debemos destacar la figura del “simpoarca”, que decidía cuánto vino se bebía y mantenía el orden en la discusión. También señalar que estos banquetes se solían acompañar de música o recitales.

Verdadero o falso

  • El hockey nació en la antigüedad.
  • Los romanos celebraban sus espectáculos públicos en el Circo y Coliseo.
  • Los primeros reportes sobre los Juegos Olímpicos datan del 776 d.C.
  • Los romanos suspendieron los antiguos Juegos Olímpicos.
  • Coubertine reinició los Juegos Olímpicos a finales del siglo XIX.
  • Los banquetes de la sociedad grecolatina se caracterizaban por ser eventos familiares e íntimos.
  • La sociedad mediterránea se nutría de trigo, vid y olivo.

Fuentes

Elementos multimedia

Imágenes, vídeos y audios

La mayoría de las imágenes son de Creative Commons y por lo tanto, libres de derechos de autor. Las otras pertenecen a "La Antigua Grecia. Civilizaciones y monumentos" de Philip Wikinson (ed. SM), a "Cultura Clásica" de Bárbara Pastor para 3º de ESO de Educación Secundaria (ed. Anaya) y a la Enciclopedia Salvat.

El vídeo de introducción es de fabricación propia con la herramienta Powtoon y el de Eneas es un documental de rtve.

Los audios también son caseros, con música de You Tube de fondo.

Teoría

Para realizar el proyecto he utilizado "La Antigua Grecia. Civilizaciones y monumentos" de Philip Wikinson (ed. SM) y "Cultura Clásica" de Bárbara Pastor para 3º de ESO de Educación Secundaria (ed. Anaya).

También, he realizado algunas búsquedas en internet en: la web de ArteHistoria, Cosas de educación, el matrimonio en la Antigua Roma , Literatura Romana, Arte Romano de Ariel y wikipedia.