La alimentación

Existen varios tipos de alimentos, con diversos beneficios. Para una alimentación equilibrada, hay que buscar en las diferentes categorías. Pues armar comidas variadas ayuda a cuidar la salud. Leche, carne, verduras, materias grasas... ¡aprende a conocer el contenido de tu plato, para no equivocarte!

Tipos de alimentos

De acuerdo a su función

Reguladores: 

como su nombre indica, son lo que regulan que el organismo funcione bien así como también son lo que evitan enfermedades, un ejemplo es la vitamina B que ayuda a regular el buen funcionamiento del sistema tanto nervioso como muscular. Estos alimentos se caracterizan por su elevado contenido en minerales y vitaminas y algunos de ellos son las frutas y hortalizas como acelga, zanahoria y espinaca.Fuente:

Constructores: 

ricos en proteínas, aunque difíciles de digerir, son las que ayudan en la reproducción y crecimiento de los tejidos, así como también fomentan la conformación del cabello, músculo, piel y sangre, entre otros. Generalmente este tipo de alimentos son los lácteos, las legumbres, carnes y huevos.

Energéticos: 

estos alimentos aportan grandes cantidades de energía debido a que son ricos en tanto en grasas como en carbohidratos. Entre ellos se ubican las papas, almidones, azúcares, cereales y grasas.Fuente:

De acuerdo a su origen

Animales

esta clase de alimento brinda vitaminas, minerales y energías proporcionadas por proteínas de excelente calidad. Son ricos en calcio, fósforo, hierro, vitaminas B, zinc, entre otros componentes. Como su nombre indica, provienen de los animales y pueden ser carnes rojas y blancas, los huevos, la leche y sus derivados.

Vegetales

los alimentos de origen vegetal se caracterizan por no contar con colesterol, poseer muy pocas calorías y ser pobres en sodio y grasas. Estos alimentos, en cambio, son ricos en minerales, fibras y vitaminas. En estos se ubican las frutas y hortalizas.

Minerales

aquí se encuentran las sales minerales y el agua, que aportan al organismo calcio, hierro, y ayudan a que haya una buena regulación del organismo.